Nuestro logotipo

Ejercicio y Bienestar es una sociedad sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal consiste en divulgar los beneficios que puede obtener la población practicando asiduamente ejercicio físico de carácter sostenible.Logo Ejercicio y Bienestar 3
Este objetivo consiste en un bien de carácter público y es por esto que las personas asociadas nos sentimos en la obligación moral de difundir estos maravillosos beneficios entre toda la población de nuestro entorno.
El ejercicio físico es una necesidad anclada en las raíces mismas del género humano, ya que constituimos un ente natural surcado y limitado por múltiples necesidades, entre ellas la de ejercitarnos, al igual que otros animales que comparten con nosotros la naturaleza en este planeta configurando su comunidad de la vida.
Desde este planteamiento elegimos el color verde como símbolo de la abundancia del reino vegetal en la naturaleza que nos provisiona de todas nuestras necesidades básicas. Formamos parte de este maravilloso entorno natural. El color verde está asociado a lo natural de ahí que la ejercitación física de carácter sostenible, al constituir una necesidad vital, forma parte de este legado natural.
El ejercicio físico sostenible se nutre de esta premisa y surge de nuestro ser natural en busca de la armonía y el equilibrio constante. Si queremos vivir en armonía y congruencia con los ciclos de la naturaleza la práctica de ejercicio físico sostenible es una necesidad vital.
circulosEn el logotipo el medio natural está representado por un círculo de color verde, pero se trata de un punto verde que no es del todo regular. Es así, como la vida misma, con irregularidades, con subidas y bajadas, pero siempre se encuentra el ejercicio físico sostenible dentro de esta envoltura verde, aunque también formaría parte de esta realidad otras necesidades humanas básicas, como es el caso de la alimentación o de las relaciones sociales.
Según los principios de la física actualmente en vigor, todo surge a partir de un punto de máxima densidad cuya explosión o big bang significó el punto de partida del universo hasta hoy conocido. Este punto de máxima densidad está representado en el logotipo por un círculo verde que encierra y representa a la vida en su máximo esplendor y plenitud.
Pero en la vida de los humanos existen otros aspectos de la realidad que tienen una gran importancia en la biografía de cada persona y en la evolución de todo el conjunto de la especie. Se trata de la cultura humana, una producción de carácter no natural, no planificada y acumulada a lo largo de milenios, con semejanzas y singularidades en cada rincón del planeta, que ha supuesto una respuesta adaptativa y condensada de millones de personas que nos han precedido en la historia.
En el ámbito de la ejercitación física no encontramos ninguna agrupación humana, por recóndita, singular y pequeña que sea que no disponga de una característica cultura física, es decir, modos muy concretos de ejercitarse o incluso de comportarse, lo que el antropólogo Marcel Mauss denominó las técnicas del cuerpo.

Es por esto que en el logotipo la palabra ejercicio arranca desde dentro del círculo de la vida, como una muestra ejemplar de las necesidades vitales, pero no se queda encerrado ejercicioen el círculo sino que la mitad de la palabra se proyecta hacia afuera, más allá de la naturaleza, para hundir sus raíces también en la cultura física humana de larga, profunda y diversificada tradición.
El círculo verde viene surcado por tres trazos azules curvilíneos, en un alarde de originalidad de la diseñadora Laura Félix Gómez, ya que representan a la biosfera o capa gaseosa que envuelve a la Tierra, cuya presencia permite que la vida germine en su superficie.
Aunque exista vida de carácter anaeróbico, en nuestro caso, como en todos los mamíferos y en la inmensa mayoría de especies animales y vegetales terrestres, la vida es posible gracias al oxígeno presente en el aire, ya que este gas es fundamental para llevar a cabo la combustión celular, fruto de la cual generamos energía para poder vivir.
En el ejercicio físico sostenible la primera acción básica consiste en respirar de manera profunda y consciente puesto que una adecuada oxigenación, muy especialmente si se hace de manera consciente, multiplica exponencialmente las consecuencias benefactoras de cualquier ejercicio físico.
El color azul representa a la biosfera pero en el logotipo ésta se representa a partir de tres bandas onduladas de diferente tamaño, lo cual le otorga un contenido y una singularidad mucho más específica.
Londa-grandea primera oleada de aire representa a la respiración diafragmática o profunda, aquella que utiliza la parte más baja y más voluminosa de los pulmones y que requiere de mucho menor esfuerzo, apenas ninguno, ya que el vaciado de los pulmones se produce gracias a la acción de émbolo que ejerce el músculo del diafragma, ubicado anatómicamente en el centro del abdomen para llevar a cabo esta maravillosa función fisiológica.
Una vez completamente vacíos, los pulmones se llenan lenta y rítmicamente sin ningún esfuerzo adicional, tal y como hace un bebé satisfecho que duerme plácidamente en su cuna a las pocas horas, días o semanas de haber nacido. Nadie le ha enseñado a respirar con su diafragma, pero cualquiera puede constatar que todos los bebés normales respiran maravillosamente bien mediante la acción de su diafragma.
En las fichas de gimnasia de la felicidad mostradas en la página web: http://www.ejercicioybienestar.org, se dedican las primeras cinco sesiones a la práctica de la respiración consciente, puesto que constatamos con mucha frecuencia que las personas adultas tienen algún tipo de dificultad para respirar del modo tan plácido, natural y benefactor como lo hace un bebé.
Practicamos la respiración diafragmática en su versión ventral o abdominal, en torno a la cual se tienen que adoptar algunas sencillas precauciones que no requiere un bebé; pero también su versión costal, la más fácil y segura de aplicar pues no tiene ninguna contraindicación; por último la versión lumbar o cómo respirar por los riñones para salvaguardar la buena salud de la espalda.
Estos tres tipos de respiración diafragmática realizados de manera consciente son perfectamente compatibles, es más, resultan imprescindibles para satisfacer la necesidad básica de ejercicio físico sostenible. Por esto supone la primera y principal oleada de aire para generar vitalidad y ganas de vivir.
onda-medianaLa segunda oleada de aire viene representada por una línea ondulada azul de tamaño medio, lo que viene a representar a la respiración intercostal o respiración media, la más habitual en la vida cotidiana. Aplicar la luz de la consciencia a esta respiración resulta primordial para ejercitarse con seguridad y excelentes réditos para el bienestar, pues con tan solo abrir ligeramente los brazos la caja torácica se expande y permite que los pulmones se llenen de modo natural sin ningún tipo de presión.
onda-pequeñaFinalmente, el logotipo dispone de una línea ondulada más pequeña en la parte superior del círculo verde de la vida que representa a la respiración alta, subclavicular o respiración menor, denominada así por la cantidad de aire que puede acumular, ya que las cúpulas superiores de los pulmones son la zona más reducida y por tanto con menor capacidad de volumen, sin embargo, juega una función biomecánica y fisiológica primordial ya que su llenado posterior permite que la zona dorsal de la espalda se abra y logre así evitar las degenerativas hipercifosis dorsales, y a la vez, su expansión anterior permite que el esternón y la primera costilla se eleven en la inhalación, lo que reajusta la disposición de todas las vértebras cervicales y ayuda no poco a un mejor ajuste de toda la columna vertebral.
Estos tres tipos de respiración consciente: una denominada baja, diafragmática o profunda, representada por la línea ondulada más larga; la media o intercostal, representada por la línea ondulada media; y la alta, subclavicular o menor, representada por la línea ondulada más pequeña, suponen un salvoconducto de máxima seguridad para obtener óptimos rendimientos en la práctica de ejercicio físico sostenible, de ahí la importancia de su representación en este logotipo.

Por último cabe tener en cuenta la palabra bienestar, pues es otra pieza clave dentro del bienestarlogotipo. La práctica de ejercicio físico sostenible no es una pócima maravillosa que con tan solo humedecer los labios ya produce el milagro. Se trata de satisfacer una necesidad diaria, de igual modo a como se satisface la necesidad diaria de comer o de dormir y descansar. No basta con comer un día a la semana o con dormir una sola noche a la semana, pues nuestra vitalidad se resentiría gravemente.
Tan solo la práctica cotidiana, consciente y sistemática de ejercicio físico sostenible es capaz de generar un bienestar profundo, estable y persistente entre sus practicantes. Pero esto lejos de significar un problema es su mejor virtud, pues es tal el bienestar que genera que las personas buscan en su agenda el momento idóneo para llevarlo a cabo sin falta.
Es por esto que la palabra bienestar comienza con un tamaño de letra pequeño y a medida que se va progresando en la práctica consciente de ejercicio físico sostenible se va incrementando de manera progresiva y exponencial, de modo que la persona practicante cada vez se encuentra mejor, a pesar de los años, pues precisamente al ir acumulando más y más años de práctica puede llegar a atesorar más y más bienestar, en una curva ascendente e infinita que solo acaba con el fin de la vida, pues como todo en la naturaleza existe un ciclo vital, de manera que la vida misma también tiene fecha de caducidad, es nuestra servidumbre natural, el oxígeno que nos da la vida finalmente nos acaba oxidando

Anuncios