Testimonios

En esta sección se recogen testimonios de personas que, siendo practicantes habituales de gimnasia de la felicidad o incluso de aquellas que hayan tenido una experiencia ocasional con ella, han decidido libremente escribir su experiencia y las consecuencias que esta práctica está teniendo en la calidad de su vida.

Anuncios

169 respuestas a Testimonios

  1. Sara dijo:

    Este verano caluroso invita al ejercicio para activar meridianos, ya dan ganas de que vuelva septiembre. Como testimonio deseo resaltar la labor de Gonzalo y de Paco para ayudarnos a sentir cada estiramiento y respiración conscientes como parte de un ingrediente de vida sana y con ello conseguir un bienestar con nosotros mismos y con el resto de la biosfera.

  2. Ariadna Poblet Masqué dijo:

    Aquestes van ser les meves sensacions durant la pràctica de gimnàstica de la felicitat realitzada el dia 1/10/2014 amb Paco Lagardera a l’Inefc de Lleida:
    – “Desnusar-se”: Al principi estava una mica desorientada i tallada per la presencia de gent al meu voltant i no sabia exactament que fer. Però com que a tothom li passava el mateix el professor ens ha dit que tanquéssim els ulls per a que no ens veiéssim influenciats per la resta de companys. A partir d’aquí he començat a activar-me però de forma molt controlada i pensant en tot moment que és el que volia fer; però l’exercici no consistia en això. El que havíem de fer era deixar-nos anar i fer el que el cos ens demanava sense pensar-ho, només fer el que sorgís en aquell moment per tal de desnusar-nos”. Cada vegada anava aconseguint més l’objectiu de l’exercici però m’ha costat bastant ja que no és una cosa a la que estigui acostumada. Les sensacions han passat de ser més controlades a ser més positives i similars al plaer, tranquil•litat i pau.
    – Fer el que volguéssim: Quan es tractava de fer el que volguéssim però amb la condició de que fos alguna cosa que ens agradés, ens fes feliç, ens crees sensacions positives, no he sabut que fer. M’he arribat a sentir, fins i tot, més incòmode que en l’exercici anterior.
    – “Massatge” per parelles: Aquesta activitat ha sigut la que m’ha agradat més de totes ja que penso que és en la que he tingut més èxit pel que fa al seu objectiu. Mentre la meva companya m’anava fent el “massatge” per les diferents extremitats i parts del cos m’he deixat “morta”, sense rigidesa. En general m’he sentit molt relaxada, com si estigués jo sola en una altre món, no sentia res més que el meu propi cos i cadascun dels músculs cada cop més relaxats. Inclús hi ha hagut un moment que les cames se’m plegaven de tant poca tensió que tenien.
    – “Massatge” d’esquena amb esquena: En aquest exercici m’he sentit una mica rígida al principi però a mesura que anava avançant m’he deixat portar cada cop més.
    Ariadna Poblet Masqué

    • Ariadna, aunque has tardado mucho tiempo en dejar tu testimonio ha merecido la pena, pues tu misma has sido capaz de encontrar la respuesta adecuada a tu inicial desorientación: “he començat a activar-me però de forma molt controlada i pensant en tot moment que és el que volia fer; però l’exercici no consistia en això”.
      Efectivamente, cuando una persona está pensando resulta imposible que logre centrarse en sí misma, puesto que esto implica utilizar la energía psíquica que alimenta la mente para percibir y sentir el propio cuerpo. Por esto en clase, al observar que algunas personas estaban distraidas interpreté que sus conductas motrices eran desajustadas, de ahí que propusiera lo que esas mismas personas hacían, es decir, repetir las piruetas y habilidades que hacen cada día en gimnasia o en cualquier otra modalidad deportiva, repitiendo como marionetas una y otra vez lo mismo, justo lo que intentaba evitar. Lo que me sirvió para contrastar con total claridad que ese grupo de estudiantes estaban descentrados y no tenían ningún interés en explorar su motricidad sino en repetir hasta la saciedad lo que vienen haciendo desde hace muchos años. En fin, estos estudiantes prefieren la educación física que se viene repitiendo desde el siglo XIX, pero habría que hacerles comprender que ya estamos en el siglo XXI, por esto conviene una renovación en profundidad de este modo de proceder tan antinatural y reiterativo que no da opción a la creatividad y a que aflore el potencial motor que duerme el sueño de los justos en todas las personas como una gran riqueza sin explorar.
      Buena suerte, Paco.

  3. Paco dijo:

    Hoy 15 de septiembre se ha iniciado el nuevo curso 2014-2015. Tenía muchos deseos de reanudar las sesiones de Gimnasia de la Felicidad.
    El profesor Gonzalo Borruel anunciaba cambios y estaba expectante por comprobar mediante mi propia experiencia los resultados de las nuevas propuestas.
    He bajado andando para llegar a clase bien activado. Éramos seis personas, cuatro mujeres y dos hombres, incluido el profesor. Ambiente cálido y acogedor con efusivos abrazos de inicio para mostrar alborozo al coincidir con personas por las que sientes un gran cariño.
    Al desanudarme siento casi al instante una profunda apertura, hay momentos que me siento estremecer porque algunas partes de mi cuerpo parecen abrirse en canal. Sigo explorando y buscando el origen de mis dolores y molestias y con profundos suspiros expulso al exhalar todos mis males, lo que me produce una profunda satisfacción.
    Las respiración YIN me limpia por dentro y percibo con gozo que las seis personas respiramos al unísono, como si fuéramos una sola célula. ¡Qué guay…!
    Estiramos los meridianos de pulmón e intestino grueso y explorando nuevos modos de alargarlos me siento, efectivamente, mucho más estirado. Estirarme de manera libre y plenamente consciente me resulta una experiencia altamente placentera.
    Hemos efectuado un recorrido sensitivo por todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza, percibiendo escalofrios de placer en cascada, un arcoiris de sensaciones a cual más bella y gozosa.
    La limpieza abdominal ha sido hoy especialmente sensible, percibiendo con claridad cada uno de los órganos allí alojados, tal vez porque estoy en el cuarto día de un proceso depurativo con frutas del tiempo e infusiones de ortiga. De cualquier modo es una maravillosa experiencia presionar el abdomen cuando está vacio.
    He crecido hacia la luz en el desanudamiento postrero y hemos vuelto a respirar los seis en uno, pero la guinda del pastel ha sido un abrazo apoteósico los seis entrelazados en un hermanamiento activo. ¡Qué felicidad!
    Muchas gracias Gonzalo por recuperar parte de la tradición taoista de la Gimnasia de la Felicidad que, como muy bien se ha comprobado, es perfectamente compatible con los procesos de exploración motriz, cada vez más necesarios.
    Feliz Bienestar

  4. Gonzalo Borruel. dijo:

    Viernes 20 de Junio de 2014, a las 07:45 h.

    Última sesión del curso 2013-2014 a las 7,45 h. con cuatro asistentes, dos hombres y dos mujeres.
    Esta sesión empieza como todas las demás. Nada más entrar, los asistentes comienzan a desanudarse con atención y cariño. Son personas ya expertas y el trabajo exploratorio es algo que les resulta familiar.
    En mi caso, este es el segundo año que ejerzo como profesor para la asociación y estoy expectante ante la situación, observando sus comportamientos motores e interpretando sus conductas motrices, deleitándome con lo acontecido. En mis numerosas conversaciones con mi predecesor, éste me ha sugerido que observe, que interprete lo que sucede ante mis ojos, y que sugiera y/o actúe de manera que las conductas motrices de las personas asistentes se optimicen para así encaminarnos por la senda de la sabiduría más pura: Aquella con la que la vida nos dota por el mero hecho de haber nacido.
    En todas y cada una de las sesiones que he impartido hasta el momento siempre, siempre, he pasado de una manera más o menos directa a la ejecución de los ejercicios respiratorios chinos de la serie yin. Es decir, que si pasado un rato alguna persona continúa desanudándose, ese particular chequeo es interrumpido por mi “orden” de pasar a las respiraciones. Pero en esta ocasión no lo hice. No sé qué es lo que interpreté en ese escenario pero no detuve sus desanudamientos para continuar con la sesión. ¡Y me extraña! Porque en ese sentido, ahora que lo pienso, actúo a veces de manera cuadriculada.
    Ya inmersos en la sesión, sus conductas motrices se sucedían sin que nadie sugiriera un cambio de ritmo, un estiramiento en particular, la tonificación de alguna parte del cuerpo… Se estiraban, bostezaban, se masajeaban en el suelo desinhibidos, fluían de una posición a otra, supongo que en algunos momentos su proceder sería más mental y en otros más sensitivo…, entonces decidí pasar a jugar su mismo rol: Comencé a desanudarme con ellos. Nuestras cuatro mantas eran testigos de cómo sus dueños las abandonaban y seguían con su quehacer fuera de ellas.
    Algo sucedió entonces. Y es que uno de nosotros prendió una mecha que no tardó en propagarse al resto de la sesión: Entró en interacción con otra persona mediante un contacto físico. Puede que un masaje, un suave golpeteo con las manos en alguna parte de su cuerpo, un toque fortuito más o menos voluntario…, el caso es que después de esto comenzamos a interactuar entre nosotros. Los masajes se sucedían; también lo hacían las liberaciones articulares, las carantoñas y las sonrisas. En cualquier momento cesaba el contacto con otra u otras personas y seguías desanudándote de manera individual. Recuerdo una imagen sorprendente: Uno de los participantes tendido en decúbito supino en el suelo mientras otras dos personas liberaban sus articulaciones con cariño, estirando cada una de un brazo. Y al mismo tiempo, la cuarta persona participante seguía desanudándose a varios metros sin que nada le importara, sin sentirse obligada a interactuar físicamente con los demás y tampoco a permanecer sola durante el ejercicio.
    Se sucedieron los momentos de individualidad total, en los que cada uno de los participantes andaba a sus anchas por la sala mientras los demás hacían lo mismo. Estallaban también los momentos en los que uno se fundía con los demás… Dos hombres, yang, y dos mujeres, yin, en una comunión perfecta que se prolongó hasta el fin de la sesión de la manera más espontánea que uno se pudiera imaginar. Durante la clase no ocurrió nada que se planificara con antelación. Como profesor no tenía la menor intención de provocar que eso ocurriera, de hecho, horas antes de la celebración de esta clase no habría creído posible que esto sucediera.
    Y algo a resaltar, algo fantástico que merece una mención especial en este pequeño relato: Desde el primer segundo de la sesión hasta el último, ni una sola sugerencia, ni una sola consigna, ni una sola orden, ni un solo consejo, NI UNA SOLA PALABRA!
    Desde hace tiempo esta sesión me recuerda a un pasaje del Tao Te Ching, que hoy en día sigue tan vigente como cuando fue formulado:

    NO ACTUAR ES GOBERNAR
    […] “Yo nada hago, y el pueblo por sí mismo progresa; yo amo la calma, y el pueblo por sí mismo se endereza; yo no trabajo, y el pueblo por sí mismo se enriquece; yo nada ambiciono, y el pueblo por sí mismo vuelve al tronco en bruto”.

    *Las personas que ahí se encontraban tienen una relación muy estrecha con la Gimnasia de la Felicidad y por lo tanto una gran sensibilidad hacia la metodología que en muchas de las tareas se aplica…, la exploración motriz, el autoconocimiento, sentir en lugar de pensar, actuar sin el acatamiento de órdenes y esquemas preconcebidos…
    No sé si los demás sintieron como yo el deseo de que no terminara jamás este festín sensitivo, pero hubo que hacerlo porque a continuación esperaba otro grupo de personas, por tanto tuve que actuar de manera racional y dar por finalizada la clase.

    Gracias por esa maravillosa sesión, Gonzalo.

  5. Cerasela Pasa (Cherry) dijo:

    Percepción y sensaciones durante la práctica de gimnasia de la felicidad realizada el 1/10/2014 con Paco Lagardera:
    Al inicio de la sesión me ha costado mucho relajarme y concentrarme, ya que estaba muy nerviosa. Pasados 10 minutos aproximadamente, mis sensaciones de relajación empezaban a notarse poco a poco. Al correr me sentía como libre, fuerte y alta, sobretodo al crecer desde la coronilla. También me ha costado un poco concentrarme en los puntos exactos a la hora de contactar con el suelo y al intentar bascular la pelvis hacia delante teniendo los pies tocándose entre si, lo que me ha provocado una sensación de incomodidad y molestia por el hecho de que estaba forzando la posición. La causa podría ser mi hiperlordosis lumbar ya que la mayoría del tiempo mis isquiones están mirando hacia atrás, no hacia delante.
    Me ha gustado mucho el ejercicio de caminar sobre el tapiz y saludar a los compañeros de varias maneras ya que no conocía a casi ninguno, pues es un grupo nuevo para mi y me ha gustado conectar con muchos de ellos.
    En los ejercicios de respiración consciente acabé un poco mareada ya que tal vez he forzado un poco la respiración. He intentado hacer tanto la respiración torácica abriendo las costillas como un acordeón, como la respiración abdominal (al inspirar inflar el abdomen y dejar que mi diafragma descienda presionando las vísceras y luego volver a subir).
    En varios momentos de la sesión me sentía avergonzada e incómoda ya que nunca habia realizado una práctica motriz de este tipo y estaba pendiente de si me miraban, de manera que me he bloqueado un poco.
    Como receptora del masaje, al dejarme caer hacia atrás me faltaba confianza, tenía miedo de caerme y me sentía incómoda por dejar todo mi peso en las manos de mi compañera. Al tocarme la zona cervical es cuando más he disfrutado del masaje ya que en esa zona me notaba muy sobrecargada.
    Como masajista que utilizaba la exploración motriz, he aplicado toda mi imaginación para tocar a mi compañera. Lo he hecho exactamente tal y como a mi me hubiese gustado que me apretasen en las zonas en que me sentía tensa.
    Al desanudarme por el suelo he detectado algunos puntos de dolor que persistían en mi cuerpo. Intentaba alargarme al máximo para estirar todos mis músculos ya que me producía una sensación de placer y bienestar. Al estirar la cadena posterior, tanto mi tren superior como el inferior, estaban tan tensos que me ha costado relajarme.
    En conclusión, al final he conseguido conectar conmigo misma y disfrutar de la sesión, tanto que me he quedado con ganas de más.
    Cerasela Pasa (Cherry)

    • Cerasela, si tu estado habitual en bipedestación es la anterversión pélvica tienes muchas probabilidades de sufrir dolores y molestias por tu hiperlordosis lumbar. Es posible que sea un rasgo de tu dotación natural, has venido así ya desde origen, pero también entra dentro de lo posible que sea debido a maneras desajustadas de llevar a cabo tus conductas motrices en bipedestación. Sea por lo que fuere no tienes otro modo de solventar este problema que activando tu pelvis todos los días, cuantas más veces mejor, para colocarla y sentirla en retroversión, pues es el modo más natural y sencillo de alargar y reducir tu curvatura lumbar y recobrar la armonía, el equilibrio y el bienestar.
      Paco

  6. Pablo Gasulla Anglés dijo:

    Sesión 1/10/14 en INEFC Lleida.
    Una vez Paco ha comenzado a desarrollar la sesión, la calma y la tranquilidad me han embargado por completo.
    Durante la primera parte de la sesión, concretamente en la respiración consciente, he comenzado a relajarme y a entrar en una estado de calma.
    La segunda situación motriz consistía en desanudarse. Me ha impactado mucho, sobre todo el ejemplo práctico realizado por Paco, que parecía estar lleno de vitalidad. Respecto a la sensación personal, decir que mi estado era de relajación total, casi llegando a la somnolencia.
    Para finalizar la sesión hemos terminado con un masaje en la zona de la espalda entre compañeros, un masaje diferente, realizado con las partes de nuestro cuerpo, probando nuevas superficies, una práctica motriz realmente enriquecedora.
    Pablo

    • Muchas gracias Pablo por apreciaciones tan positivas relativas a mi persona. El objetivo de las propuestas pedagógicas hechas en clase era lograr que los practicantes conectasen con su sentir, con su vida sensitiva, tratando de orientar la energía psíquica que alimenta los pensamientos de manera constante hacia la atención sobre sí mismo.
      En ningún momento pretendí que los estudiantes se relajaran o incluso se durmieran. Si te ocurrió esto es probable que asistieras a la sesión con exceso de estrés, de ahí la reacción contraria, la de calma y somnolencia.
      Espero que tu motivación te permita la práctica cotidiana de ejercicio físico sostenible, muy recomendable para vivir con una excelente calidad de vida.
      Paco

  7. Una vez realizada la sesión práctica del día 01/10/2014 que impartió Francisco Lagardera sobre “Gimnasia de la felicidad”, he sentido una serie de sensaciones muy placenteras en relación a las actividades que realicé.
    La primera situación motriz consistía en la práctica de la respiración consciente, en esta experiencia he sentido la profundidad de mi cuerpo, había partes que se activaban de manera armónica con mi respiración aliviándome de sobrecargas musculares y nerviosas.
    Cuando la situación era sociomotriz, con compañero, he notado que había partes de mi cuerpo que me costaba activar, parecía que no tenía control.
    La segunda situación motriz ha consistido en desanudarse. He realizado estiramientos poco o nada convencionales, libres y espontáneos. He sentido liberación de las contracturas y tensiones musculares, como si me acabara de levantar teniendo tiempo para dedicárselo a mi cuerpo. He sentido ese placer, un cosquilleo agradable cuando estiras de modo lento y consciente.
    En la tercera situación motriz, estiramiento de las cadenas posteriores con compañero, he sentido conexión con la pareja, como me ayudaba a liberar las malas energías y la tensión corporal que podía tener en ese momento. Una vez finalizada la práctica me he sentido muy relajado.
    Considero que dedicar tiempo para realizar este tipo de prácticas motrices puede darle a mi cuerpo y a mi mente muchos beneficios.
    Toni

    • Celebro Toni que tu experiencia en esa sesión haya resultado tan positiva y placentera. Espero que fruto de la misma sientas curiosidad e incluso necesidad de seguir practicando por tu cuenta en tu casa como un modo de aprender de tu propia experiencia, tal y como hacen los profesores de educación física más experimentados, que convierten su práctica motriz consciente cotidiana en el mejor de los laboratorios experimentales vivos.
      Saludos, Paco.

  8. Bernat Pou Garcia dijo:

    Sensacions experimentades en Gimnàstica de la Felicitat (INEFC LLeida, 1-10-2014)
    1.- Respiracions concients
    Intentar respirar conscientment m’ha provocat calma i tranquilitat. Al inici m’ he agoviat una perquè em sentia una mica vergonyós davant de la resta de gent, a poc a poc m’he sentit millor i aïllat de la resta de la classe, centrant-me en el que havia de fer.
    2.- Desnusarse
    En aquesta pràctica motriu m’he notat més relaxat des del principi. Tambè falta de llibertat ja que en alguns moments tenia son i no volia adormir-me. M’ho he passat bé he estat tranquil i conscient de com estava el meu cos i deixant fer el que ell em demanés en aquell moment.
    3.- Estirament de les dos cadenes musculars posteriors
    He notat sensasions molt bones. Relaxació, tranquilitat, confiança en els demés, pau. En algun moment m’he notat cansat de cames, ja que haviem d’ estar en semiflexió i en retroversió de la pèlvis.
    Quan m’ha tocat fer els estiraments, m’ he sentit bé en pau i relaxat. En algun moment una mica vergonyós però a la vegada satisfet, aliviat per el contacte.
    Bernat

    • Bernat, sentir vergüenza es una emoción muy natural pero que denota falta de confianza en sí mismo. Bajo cualquier circunstancia haz siempre lo máximo que puedas y la vergüenza desaparecerá poco a poco de tu vida.
      Si sientes cansancio y tensión en tus piernas al recoger el espinazo es indicador de hipertensión y acortamiento de las dos cadenas posteriores. La solución consiste en estirarse cada día, si es posible en el suelo, desanudándote. Es un procedimiento muy bueno, bonito y barato.
      Salud, Paco.

  9. Anna Piqué dijo:

    Mis sensaciones después de realizar la sesión de gimnasia de la felicidad el día 01/10/14 con el profesor Paco Lagardera en el INEFC son las siguientes:
    Respecto al primer ejercicio (andar tratando de ajustar mi postura bípeda, saludar a los compañeros de diferentes formas, …) me he sentido un poco incómoda, ya que soy bastante vergonzosa y con algunos compañeros no había tenido trato hasta ahora. Por otra parte, cuando he tratado de ajustar mi postura bípeda he notado cierta tensión en la espalda.
    En el segundo ejercicio (masajes corporales con compañero), en la posición de exploradora me he sentido cómoda aunque en algunas ocasiones me ha faltado imaginación para variar el tipo de masaje que realizaba. En este caso, ha sido de gran ayuda la actitud positiva y enérgica del profesor que nos daba ejemplos. Como receptora me he sentido relajada y he disfrutado del masaje.
    En el último ejercicio (desanudarse), me he vuelto a sentir un poco insegura e incómoda al principio pero, poco a poco, he podido disfrutar y liberarme de tensiones que me han producido tranquilidad, relajación y bienestar.
    Muchas gracias por una clase diferente.
    Anna

    • Falta de confianza, inseguridad, dudas, incomodidad, vergüenza…, son síntomas de que no valoras los tesoros que te ha dado la vida como algo único y original que solo se da en tu persona. Eres un ser singular y único, y como tal tienes que aceptarte y valorarte, al margen de lo que digan u opinen los demás, sean quienes sean.
      Nunca te tomes los comentarios que recibas como algo personal, sino como una percepción u opinión ajena a ti que carece de importancia para tu ser, aunque sea de alguien muy famoso o con mucho poder. No dejes que las opiniones ajenas resquebrajen la confianza que necesitas para crecer. Déjalas pasar como el susurro del viento y afirma tus valores personales como sólidos cimientos para vivir en paz.
      Anna, confia en ti y vive en armonía con tu poder y sabiduría, Paco.

  10. Meritxell Gómez dijo:

    El dia 1/10/14 vam realitzar una sessió on vam poder experimentar de què tractava la gimnàstica de la felicitat.
    Els dos primers exercicis consistia en estirar-te lliurement experimentant conductes motrius noves. El primer en el terra. En el segon havíem d’estar una mica més actius, provar postures noves, aixecar-nos del terra, tornar-nos a estirar… En els dos exercicis les emocions i sentiments viscuts van ser bastan similars: tranquilitat, benestar, harmonia, relax…
    El següent exercici el vam realitzar per parelles i consistia, per torns, en realitzar i rebre un petit massatge de relaxació en posició vertical, deixant el cos relaxat i deixant al company que sigui ell qui vagi modificant la posició corporal. Els sentiments experimentats en aquest exercici van ser bastant diferents al aplicar el massatge i al rebre’l. Al aplicar-lo sentia que em repetia molt, falta de recursos i preocupació per la comoditat del company; en canvi, al rebre’l, les sensacions eren de relax, benestar i en algunes ocasions escalfreds i pessigolles.
    L’últim exercici consistia, per parelles, esquena contra esquena, aplicar-se un automassatge aprofitant les accions del company. Aqui vaig sentir una compenetració amb el company alhora de pujar i baixar del terra, però vam estar bastanta estona i em va provocar calor i que al final em semblés massa repetitiu, sempre realitzava les mateixes accions.
    Per tornar a la calma ens vam asseure tots en rotllana i agafats de les mans vam realitzar un exercici de respiració profunda tots compenetrats, aixecant les mans quan inspiràvem i baixant-les en l’expiració. Aquí les sensacions van ser totalment de relaxació i calma.
    Em va agradar molt experimentar aquest tipus de sessió ja que va ser totalment diferent a les realitzades fins ara, però em vaig sentir molt més còmode i relaxada en els exercicis psicomotrius que en els que intervenia l’interecció amb un altre company, sociomotrius, llavors apereixien sentiments de preocupació per a l’altre persona.
    Meritxell

    • Meritxell, utilizas muchas palabras para describir las situaciones motrices planteadas y muy pocas para contar cómo y qué sentías.
      Los ejercicios carecen de importancia en este caso, salvo para contextualizar las sensaciones que van apareciendo en ti.
      Que te gusten más unos ejercicios que otros, también carece de importancia, ya que el gusto personal es un mal indicador para elegir unas u otras prácticas motrices. En tu caso parece ser que la interacción motriz no te produce emociones y sentires positivos, esto indica una carencia en tu desarrollo y por ello tienes que dedicar más atención y dedicación a las prácticas sociomotrices que a las psicomotrices, aunque te gusten menos, pero es lo que más necesitas para crecer como ser social.
      Si te repetías en las acciones motrices realizadas quiere decir que tu conducta motriz no era fluida, había falta de confianza en tí misma o bien no estabas centrada, los pensamientos acaparaban tu atención. Se trataba de fluir dejando suelta tu confianza y tu intuición, sin pensar en el otro, ni en nada, tan solo sentir al otro y dejarte llevar por tus propias sensaciones.
      Practícalo en casa contigo misma y pasarás momentos muy gratos y felices.
      Saludos, Paco.

  11. Carmel Plaza Martínez dijo:

    El día 1/10/2014 realicé una sesión de gimnasia de la felicidad en el INEFC de Lleida. Estas fueron las sensaciones experimentadas por mi:
    El primer ejercicio proponía desanudarnos en el suelo, desplazándonos por el tapiz. Desde un principio tuve inquietud y sensaciones negativas por no saber cómo realizarlo. Una vez logré explorar mi propia motricidad, las sensaciones mejoraron ya que me centré en mi mismo, experimentando sensaciones de relax y calma.
    El profesor sugirió realizar el mismo ejercicio pero de manera más activa y tónica procurando ser espontáneos y fluidos en nuestras conductas motrices. En esta variante tuve las mismas sensaciones pero dándole más importancia al tono muscular, la activación y puesta a punto.
    La segunda situación motriz propuesta consistía en realizar a un compañero un estiramiento pasivo de las dos cadenas posteriores a la vez que le realizaba un suave masaje. Las sensaciones que tuve como masajeador fueron de estrés por la falta de práctica y por quererlo hacer bien. Por otra lado tuve sensaciones de compenetración que me gustaron.
    Desde el otro rol, masajeado, tuve sensaciones de relajación y tranquilidad pero en algunos momentos excesiva tensión al no lograr relajarme completamente.
    La tercera fue de nuevo una situación sociomotriz. Por parejas, espalda con espalda nos hacíamos un masaje aprovechando la espalda del compañero. Me noté muy perdido por no saber cómo realizar el ejercicio, pero poco a poco fui lográndolo. Tuve sensaciones de compenetración con el compañero y de cooperación.
    Por último nos colocamos sentados formando un círculo y cogidos de las manos. Una compañera llevaba el ritmo de la respiración colectiva levantando las manos al inspirar y bajándolas al exhalar, procurando respirar todos a la vez, como una sóla célula. Experimenté sensaciones de tranquilidad, calma, compenetración y colaboración.
    Carmel Plaza Martinez

    • Carmel, tu testimonio es un claro ejemplo del poder que tenemos las personas para ser felices pero lo desaprovechamos lamentablemente.
      Dices que estabas nervioso y tenso al desanudarte porque pensabas que no lo sabias hacer, pero tu mente se equivocó una vez más, pues en cuanto lograstre centrarte en tí mismo te desanudaste con fluidez.
      Lo mismo te ocurrió en la situación espalda con espalda, te notabas confuso y perdido, pero en cuanto dejaste pasar tus pensamientos y lograste centrarte en tus sensaciones lo lograste.
      ¿Cómo permitimos que la mente nos diga falsamente que no lo sabemos hacer si cuando apenas teníamos unos días de vida lo hacíamos perfectamente? ¿Alguien ha enseñado a los gatos, a los perros o incluso a los caballos a estirarse o a rascarse la espalda con el suelo?
      Observa las evoluciones motrices de un bebé desde su nacimiento hasta sus primeros pasos y te asombrarás de todo lo que sabes hacer, pero permites que tu mente te diga lo contrario, que no sabes o que no puedes.
      Disfruta de tu motricidad y vive feliz con ella sin que nadie te enseñe nada, tan solo permítete percibirla, sentirla, escucharla y amarla.
      Paco

  12. Albert Graells dijo:

    El passat 1/10/2014, el ex-professor Paco Lagardera ens va impartir una sessió de gimnàstica de la felicitat, una pràctica motriu diferent a la resta que havíem realitzat. No dic diferent en un sentit despectiu sinó referint-me amb que les sensacions viscudes foren unes altres tenint en compte que els exercicis efectuats pretenien aquesta consciència del propi cos:
    Exercici 1. Postura bípeda: Vaig sentir com si cada articulació i cada múscul prengués més vida, com si una energia passés per dins del meu cos i jo fos conscient de cada contracció del cos, especialment del diafragma. A més a més, la sensació fou de tranquil·litat, com si cada respiració realitzada incrementés aquest relax i m’oblidés de la meva ubicació, de la gent del meu entorn i de cada soroll extern on la meva atenció estava enfocada totalment en el meu cos. Cal considerar que la retroversió de pelvis l’esquena em va produir algun dolor, minuciós però suficient per notar-lo, i això va provocar alguna alteració del meu estat de comfort.
    Exercici 2. Massatge per parelles: En primer lloc, em va tocar fer d’emissor, és a dir de la persona que realitzava el massatge al company. En aquesta situació, la emoció i la sensació predominant va ser de por, de por a fer-li mal per no tenir experiència en aquesta activitat i per tenir la sensació de pressionar massa en algun moment donat o, per l’altra banda, de fer-ho massa suau. Quan vaig fer de receptor, la sensació predominant va ser de relax que fins i tot van provocar balanceigs “inconscients” cap endavant i endarrere per confiar en la persona que realitzava el massatge i pel silenci que acompanyava l’activitat.
    Exercici 3. ‘Desanudarse’: Finalment, en aquest últim exercici, l’emoció predominant va ser de llibertat. Una llibertat absoluta per disposar del meu espai, com si estés en un altre planeta, oblidant-me del dolor, de la gent al meu voltant i inclús de les “barreres” físiques externes que haurien pogut distorsionar l’experiencia.
    Albert

    • Hola Albert, por lo que cuentas lograste en varias ocasiones expresarte a través de conductas motrices centradas. Este era el objetivo principal de la sesión, de manera que enhorabuena.
      Esto nada tiene que ver con el gusto, con el ruido exterior o con el aburrimiento, sino que como en tu caso, uno logra centrarse en sí mismo o no. En el primer caso aparecen de inmediato las conductas motrices centradas, con las que se fluye y se aprovecha la vida con armonía, equilibrio y felicidad. En el segundo caso aparecen mil y una situación en las que la persona está fuera de sí, no en sí misma; y esto no es cuestión de gustar o no, sino de vivir como persona centrada o preferir vivir en el ruido, con los riesgos de dolor y malestar que esto comporta.
      Respecto a tus dudas con el masaje, es solo cuestión de confianza en ti mismo. No tienes que saber ni aprender nada que ya no sepas, tan solo confiar en ti y permitir que tu intuición, tu tacto y tu sensibilidad te vayan guiando. Cuando se está centrado y con atención plena en las sensaciones que desprende el contacto con la otra persona tan solo se requiere paciencia y práctica consciente, entrenamiento.
      Gracias por tu excelente actitud en la clase, Paco.

  13. Maria Àngels Picornell Carbonell dijo:

    El dia 1 d’Octubre de 2014 a l´INEFC vam realitzar una sessió de “gimnàstica de la felicitat”.
    En la primera part ens havíem de desnusarse al terra i jo no vaig aconseguir fer-ho. Estava cohibida i inquieta, hi ha gent que si que va aconseguir relaxar-se i deshinibir-se però malauradament no va ser el meu cas.
    Respecte a les altres practiques sociomotrius, la de estirar les dos cadenes musculars posteriors de forma pasiva, sí que vaig sentir per un moment la relaxació, la desconnexió del nostre voltant com si estés dins una bombolla aïllada de tot.
    No puc dir el mateix del següent ja que fregar-nos l’esquena per parelles em va posar neguitosa, una sensació d’inquietut molt gran.
    Respecte a l’últim de respiracions colectiva, en grup, tampoc vaig relaxar-me, sinó que la sensació era de nerviosisme.
    Maria Àngels

    • Maria Àngels lo que te ocurrió en clase no fue por los ejercicios, ni por el grupo de personas que te acompañaban, sencillamente pasó que no lograste centrarte en ti misma y fuiste presa fácil de tu mente, que no cesó ni un momento de mostrarte arquetipos, dudas e ideas preconcebidas en una pantalla gigante llena de imágenes que te sembraban la vida de inquietud y de miedo.
      Esto mismo le pasó a otras muchas personas, aunque esto no debería consolarte sino animarte a vivir otras experiencias, dentro o fuera del INEFC, para tratar de experimentar la maravillosa dicha de expresarte mediante conductas motrices centradas, sea para bailar, para jugar al baloncesto o para pasear por la calle.
      Buena suerte, Paco.

  14. Albert Martínez Cánovas dijo:

    Sesión realizada en el INEFC Lleida, el 1-10-2014, por Paco Lagardera de Gimnasia de la Felicidad.
    En primer lugar destacar el amplio abanico de sensaciones desatadas que tuvieron lugar durante la práctica, muchas de ellas presentes en nuestro día a día pero no percibidas por la falta de escucha a nuestro cuerpo.
    En la primera tarea motriz de caminar, aparecieron sensaciones como de calor y sentirme pesado y tosco, que fueron desapareciendo a medida que ajustaba mi postura bípeda.
    Durante el ejercicio de desanudarse las sensaciones percibidas fueron de tensión en un primer momento, incluso algún punto de dolor muy localizado, pero poco a poco fueron disminuyendo y transformándose en sensaciones de alivio, relajación y elasticidad.
    Finalmente, lo mejor, fue la última actividad, donde recibíamos un masaje por parte de un compañero, que luego debíamos realizar. Sensaciones de relajación, alivio y diversión fuero los más destacados durante esta actividad.
    Albert

    • Albert, tu evolución en clase fue la esperada. Primero las dudas y los desajustes, más tarde, en la medida que lograste centrarte en tí mismo, fuiste capaz de ajustar tu postura bípeda, algo nada sencillo en los primeros intentos, fluir con libertad en el desanudamiento a pesar de las dudas y dolores iniciales que te permitieron, no obstante, ser tu y solo tu el gestor y responsable de tus dolores y mejoras, hasta finalmente desinhibirte en la interacción motriz cooperativa y gozar del masaje.
      Excelente. Muchas gracias por tu implicación, Paco.

      • Albert Martinez Canovas dijo:

        A ti nuevamente Paco, por la posibilidad de aprender de un maestro como tú y la atención que nos has dedicado contestando todos y cada uno de nuestros post.

  15. Alex Navarro Pach dijo:

    El 1 de octubre de 2014 hicimos en el INEFC de LLeida una sesión de Gimnasia de la Felicidad a cargo del profesor Paco Lagardera. En esa sesión hicimos unas cuantas prácticas que dieron lugar a diferentes sensaciones en cada una de ellas.
    En primer lugar, la práctica llamada “desanudarse” ha sido muy beneficiosa para mí. He podido notar una sensación de tranquilidad y de libertad muy grandes. Es la misma sensación que experimenta uno al despertarse cada mañana ya que las posturas que se pueden realizar han sido muy parecidas o en algunos casos, exactas. En la activación que hemos tenido que hacer después me he sentido bastante indiferente ya que primero he intentado andar hacia los lados pero al ver que no me aportaba gran cosa me he quedado en el sitio.
    En segundo lugar, la práctica llamada “cadenas posteriores” se ha hecho por parejas. En esta ocasión me tenía que dejar guiar o llevar por un compañero que te hacia curvar el tronco hacia delante mientras te daba pequeños masajes por todo el cuerpo, desde la espalda hasta los pies. Al principio me he sentido un poco incómodo pero al cabo del tiempo me he relajado, sobre todo gracias a los golpecitos que me daba en la espalda y que han sido muy gratificantes. También me he sentido un poco dolorido al final de la curvatura ya que son posturas que normalmente no hago.
    En tercer lugar, la práctica llamada “masajes espalda con espalda” ha sido bastante incómoda para mí. Esto se debe al hecho de que mi compañero lo realizaba demasiado brusco y no íbamos coordinados. He intentado ir a su ritmo para poder coordinarnos mejor pero no ha sido posible. En cambio cuando teníamos que bajar al suelo sí que hemos ido coordinados. Ha sido una situación un poco tensa y cuando he cambiado de compañero ha ido un poco mejor.
    Ha sido una sensación nueva y bastante gratificante al principio de la sesión pero al final se ha estropeado un poco. Gracias Paco por hacerme descubrir este tipo de gimnasia.
    Alex

    • Alex, yo no te hecho descubrir nada, lo has descubierto tu solito. Mi labor ha consistido en plantear unas determinadas situaciones motrices, a partir de las cuales algunas personas han gozado y descubierto propiedades que tenían escondidas, sin embargo otras en la misma situación, lo han pasado muy mal, han sufrido, se han aburrido o han sentido mucho dolor.
      Desanudarse es un proceso de exploración motriz, cada vez que se pone en práctica es nuevo y único, irrepetible. Siempre se busca en los pliegues de la propia vida millones de caminos y de pautas que están por descubrir, puesto que la motricidad es infinitamente rica y gozosa, pero se desperdicia en buena parte por repetir todos los días lo mismo, esto si que puede resultar aburrido.
      Respecto a los dolores al recoger tu espinazo no es por falta de costumbre sino por exceso de tensión muscular. Tus cadenas posteriores están acortadas, por esto sufres al bajar al suelo. Tan solo hay una solución, estirar cada día mucho más de lo que te comprimes por la acción de la gravedad y del exceso de ejercicio físico.
      Un saludo, Paco.

  16. Albert Canton dijo:

    El 1/10/2014 participé en la clase de Gimnasia de la Felicidad realizada en el INEFC de LLeida, en la que experimenté las siguientes sensaciones.
    Primera situación motriz, respiración consciente por parejas, uno hacía respiración consciente en diferentes partes, mientras el otro “ayudaba” contactando con sus manos en la zona que quería activar la respiración. En el rol de ayudante he llegado a sentirme en perfecta sintonía con mi compañero, acompasando mi respiración a la suya y sintiéndome cada vez más calmado y en armonía. En el rol de hacer la respiración consciente, inicialmente he notado que estaba tenso, una tensión tanto física como mental, para poco a poco relajar mi mente y terminar con una sensación de mejora postural.
    Segunda situación motriz, desanudarse en el suelo. He experimentado nuevas sensaciones o ya olvidadas al descubrir partes de mi cuerpo en tensión, demasiado laxas e incluso puntos de dolor. En algunos puntos ha sido agradable físicamente por el hecho de conseguir relajar una zona corporal en tensión, en otros, lo ha sido a nivel mental por haber conseguido liberar esa tensión. No obstante, en otras ocasiones la sensación no era tan agradable, ya que en ciertos puntos corporales fuí incapaz de llegar a descubrir el camino para relajar un punto de tensión, desanudar la espalda en la zona escapular o relajar la zona lumbar. Creo que es importantísimo liberar tu mente y seguir tu ritmo para progresar e irte autoreconociendo y descubriendo tu cuerpo, a través de estas prácticas tan útiles y que tan olvidadas tenemos o que están en un plano demasiado secundario, pero que cuando la realizas, te das cuenta de cómo y cuánto te puede llegar a ayudar.
    Tercera situación motriz, estiramiento por parejas en el que uno estiraba de pie las cadenas posteriores que tan tensas tenemos y el otro le ayudaba a hacerlo. Nuevamente, un ejercicio para liberarte mentalmente, para relajar toda la cadena posterior. Sin duda, para sentirte en sintonía con un compañero.
    Albert

    • Albert, todo lo que cuentas entra dentro de lo normal, si no fuera así serias de otro planeta.
      No se trata de liberar la mente, sino de dejar de ser su esclavo durante unos momentos y aprovechar la energía psíquica que fabrica pensamientos de manera incesante, para percibir las diferentes zonas de tu cuerpo con claridad. Pero esto solo se logra cuando se está centrado y tu lo lograste en algunas ocasiones. Hay que seguir entrenando la atención plena para actuar de este modo cuando te plazca o cuando lo necesites.
      Un saludo, Paco.

  17. Artur Sánchez dijo:

    Sensaciones experimentadas el 1-10-2014 en clase de Gimnasia de la Felicidad en INEFC Lleida
    1r ejercicio. Me he sentido relajado y bastante cómodo desanudándome. Me he centrado en mi respiración y me ha sido mucho más agradable y más fácil sentir mi cuerpo.
    2do ejercicio. Rol de ayudar: El compañero estaba tenso pero cada vez se iba relajando un poco más conforme le estiraba y masajeaba. En el rol de ser ayudado me he sentido muy relajado. Al principio me sentía un poco incómodo con esa posición del cuerpo, pero conforme me iba estirando los músculos, sentía como se iban destensando
    3r ejercicio. En el masaje espalda con espalda, lo peor de todo ha sido subir y bajar porque me dolía la rodilla. Este tipo de masaje me ha parecido raro al principio, pero al final he podido encontrar la manera de que fuese agradable masajeándome toda la espalda.
    Artur

    • Artur, si estás centrado y de pronto tienes la sensación de que el ejercicio es raro, en ese mismo instante te descentras. Cuando se está centrado no se piensa, ni se hacen juicios, tan solo se está en la tarea que se realiza, nada más, atendiendo a todas las sensaciones que aparecen. La energía psíquica se utiliza para radiografiar la musculatura, los huesos, las articulaciones, los órganos, los fluidos, es una resonancia psíquica de gran potencia. Pero para lograrlo hay que entrenarse, nada más, pues todas las personas disponen de esta facultad, de este gran poder, que se puede utilizar o desperdiciar. Tu eliges.
      Buena suerte, Paco..

  18. Xavier Comas dijo:

    Después de haber realizado la sesión de Gimnasia de la Felicidad en el INEFC LLeida (1/10/2014) dirigida por Francisco Lagardera, me he sentido de la siguiente manera:
    En el primer ejercicio de respiración consciente por parejas, me sentí un poco limitado al inicio, pero a medida que iba abriendo mi caja torácica me iba sintiendo más liberado, más ligero. Al comprobar la respiración de mi compañera, la pude sentir perfectamente a lo largo de toda la cavidad torácica. La sensación final era de armonía y calma.
    En el segundo ejercicio de ajustar la postura bípeda, con y sin desplazamiento, empecé sintiéndome bien, relajado aún del primer ejercicio, pero no me daba cuenta de que no lograba un ajuste postural bípedo equilibrado, sobretodo de la parte superior. Paco me sugirió con sus manos algunos ligeros ajustes y al experimentarlos pude liberarme de las tensiones que acumulaba.
    En el tercer ejercicio, que consistía en dejar que nuestro compañero modelara el estiramiento de las cadenas posteriores me sentí muy cómodo. Sobretodo los dos primeros minutos. No estaba habituado a mantener una ligera flexión en las piernas, de hecho a medida que la tensión se iba acumulando en mis piernas empecé a temblar un poco. Al cambiar, percibí mucha tensión por parte de mi compañero al que podía sentir claramente comprimido.
    Al finalizar la sesión me sentí realmente en paz conmigo mismo y preparado para afrontar el resto del día con ganas y buen humor. Me sentí satisfecho con la clase y estoy dispuesto a repetir este tipo de sesiones que, desde mi punto de vista, no suponen ninguna carga exagerada, por lo que convendría que formaran parte de nuestra rutina diaria. Estoy seguro de que si así fuera, el estrés y los problemas derivados del día a día serían más llevaderos.
    Xavier

    • Xavier, me alegro que la experiencia te haya resultado tan favorable. Esto quiere decir que estás en condiciones de practicar la exploración motriz por ti mismo como un camino de perfección constante, como un auténtico y maravilloso laboratorio de experimentación privado, que como futuro graduado en educación física te abre un extenso campo para seguir redescubriendo recursos motores que te ha legado la naturaleza, de modo que en la medida que los experimentes, los podrás utilizar para ayudar a los demás a vivir cada vez mejor con la práctica motriz sostenible, consciente y diaria.
      Mucha suerte, constancia y paciencia, Paco.

  19. Carla Vigo dijo:

    Sensacions Gimnàstica de la Felicitat, INEFC Lleida 1-10.2014:
    1. Sensacions (desnussarse al terra)
    M’ha agradat molt la proposta. M‘agradava la idea d’estar sola amb mi mateixa i fer el que el cos em demanava. M’he sentit agust i relaxada, he actuat sense pensar. Ara em trobo millor, com si el cos s’hagués estirat i renovat. He de dir, però, que en alguns moments m’he sentit intimidada per altres companys que no realitzaven l’activitat com tocava, però he intentat oblidar-los i seguir a lo meu.
    2. Sensacions en l’exercici d’elongació de la cadena posterior per parelles
    Com a relaxadora m’he sentit bé. El meu company estava relaxat i l’intentava fer exercicis perquè es sentís bé. Intentava que no tingués les cames tan tenses però era complicat.
    Com a relaxada estava molt bé, tranquil•la i amb confiança ( ja que tinc molta confiança amb la persona que m’ha tocat). Estava perfecta, en un univers paral•lel.
    3. Sensacions esquena amb esquena
    També m’he sentit bé, l’esquena es troba millor ara. El problema ha estat que no estava tan compenetrada amb els companys i no sempre rebia les accions que desitjava, havia de ser jo la que alternava conductes motrius del meu gust amb d’altres que podrien agradar a la meva parella. El problema es que no m’ha estat fàcil centrar-me amb mi mateixa; ja que pensava amb la parella.
    Carla

    • Apreciada Carla, que te guste más o menos carece de importancia, pero si la tiene y mucha el hecho de ser capaz de conectar contigo misma y hacer lo que te iba proponiendo tu cuerpo, tu propia vida. Esta es la quintaesencia del trabajo propuesto, la actitud centrada necesaria para practicar la exploración motriz de manera consciente.
      Las consecuencias son de evidente bienestar, sensaciones de estiramiento y renovación, lo que es un excelente premio.
      Ante un acortamiento tan claro de las dos cadenas posteriores del compañero, tan solo se puede aligerar la hipertensión tratando de que flexione las piernas, aunque esto es probable que le ocasione sobrecarga en los cuadriceps o en los isquiotibiales. Lo mejor es ir al suelo y que allí permanezca un buen rato estirándose y desanudándose, pues solo con este trabajo compensatorio, diario y sistemático, podrá algún día gozar de su espalda sin tantas tensiones.
      Cuando el proceso de exploración es sociomotriz, como la situación de espalda con espalda, hay que adaptarse a la situación para gozar de la experiencia en plenitud. En la medida que tu goces facilitarás el goce de la otra persona, pero en la medida que pienses qué hacer, en ese mismo instante estás bloqueando el flujo de tu energía. La mente es muy poderosa y absorbe mucha energía, de modo que no hay que darle oportunidad de que te prive de cualquier experiencia sensitiva, sino tratar de ponerla a tu servicio.
      Tienes todo el viento a favor para disfrutar de tu vida, de ti depende lograrlo, Paco.

  20. Iñigo Laspalas Irujo dijo:

    Sesión practica de deporte y recreación del día 1-10.2014 impartida por Paco Lagardera en las instalaciones del Inefc Lleida sobre gimnasia de la felicidad.
    Ante todo me gustaría comentar que nunca antes había realizado una sesión práctica de este tipo y me llamó la atención en muchos aspectos, por ello las sensaciones durante el transcurso de la práctica fueron muy positivas y satisfactorias.
    En la primera parte tenía una sensación de curiosidad e incluso de incertidumbre y tensión por comenzar un tipo de sesión que nunca antes había realizado. Esas primeras sensaciones fueron desapareciendo a medida que iban pasando los primeros minutos y se iban transformando en tranquilidad y bienestar. Las sensaciones que tenia en los primeros ejercicios era de pesadez corporal ante las acciones motrices lentas que se sugeria ejecutar. Me encontraba con cierta rigidez y agarrotamiento. También con los desplazamientos tan lentos y pausados sufría cierta inestabilidad que provocaban en mi conductas motrices no deseadas. La sensación predominante en esta primera parte era descubrimiento, por el hecho de sentir por primera vez esas sensaciones corporales no trabajadas con anterioridad, algo novedoso y agradable en mi cuerpo.
    La segunda parte de la sesión consistía en dejarse llevar y ser manipulado por un compañero. Mis sensaciones fueron en todo momento de confianza en el compañero. Así pues en todo momento sentía tranquilidad, libertad y armonía. En este ejercicio logré relajarme. Al cambiar el rol y pasar a manipular el cuerpo de mi compañero he de decir que tuve que realizar bastante fuerza ya que desde mi postura era complicado aguantar su peso. Por otra parte tuve sensación de descubrimiento al maniupular su cuerpo.
    La última parte de la sesión consistía en desanudarse cada cual a su modo según lo que el cuerpo pidiera en cada momento. Mis sensaciones en este ejercicio fueron de bienestar total, alivio y ligereza.
    IÑIGO.

    • Ante todo felicitarte Íñigo, pues no todas las personas cuando se encuentran participando en una situación motriz nueva, reaccionan tan positivamente como tu.
      Muchas personas repudian lo nuevo porque les da miedo ya que habitualmente funcionan con rutinas a modo de máquinas biológicas, como robots que repiten mecánicamente acción tras acción.
      Cuida mucho esta excelente facultad de adaptación que atesoras, pues te permitirá descubrir multitud de rincones y propiedades que guarda tu motricidad y que al activarlas y sacarlas del baúl de los recuerdos te permitirán gozar de tu vida en plenitud.
      Un saludo, Paco.

  21. Octavi Reixac dijo:

    A la sessió de l’1 d’Octubre de 2014 que Paco va realitztar a l´INEFC de Lleida des del punt de vista de l’exercici físic i el benestar, al principi vaig sentir-me un poc perdut, ja que no entenia molt bé quin era l’objectiu de la sessió ni el que volies que féssim.
    Això crec que va ser degut a la diferència de classe que vam experimentar comparat amb qualsevol altre de les classes a les que estem presents els alumnes d’Inefc. A més, el que ens demanaves estava lligat a la nostra naturalesa més bàsica, pèro actuant conscientment, seguint aquell instint que teníem des del primer dels nostres dies, és a dir, just després de nèixer. A mi em va costar actuar de manera instintiva i exploratòria, perquè des de petit he tingut una educació on he vist reprimides les meves accions mès naturals i lliures. També mencionar que em va sobtar i agradar, l’atenció que posava Paco en cada un dels alumnes amb l’educació per la postura sobretot de les cadenes posteriors. Tot i això crec que necessitaria més sessions per tal d’entendre d’una manera holística la seva filosofia sobre l’exercici físic i el benestar.
    Octavi Reixac

    • Octavi, según lo que cuentas entendiste perfectamente el objetivo de la sesión, puesto que lo narras con claridad: “el que ens demanaves estava lligat a la nostra naturalesa més bàsica, pèro actuant conscientment, seguint aquell instint que teníem des del primer dels nostres dies, és a dir, just després de nèixer”. De esto se trataba y de ninguna otra cosa.
      Lo único que necesitas es tumbarte en el suelo un ratito cada día y desanudarte con libertad en diferentes posturas y posiciones. Poco a poco irás descubriendo las maravillas que atesora tu motricidad y al utilizarlas en tu vida cotidiana te llenarás de bienestar y felicidad. Haz de la exploración motriz tu mejor y más saludable laboratorio motor.
      Que así sea y lo goces, Paco.

  22. Emma Riba dijo:

    Gimnàstica de la Felicitat, INEFC LLeida, 1-10-2014
    He fet poques classes d’aquest tipus, i això es nota. Començavem la sessió amb una práctica motriu totalment lliure: desplaçar-se, estirar-se…, però en aquell moment no era exactament el que volia fer. Estava massa activa i no em vaig saber relaxar, per això en un primer moment em sentia fora de lloc, fins que mica en mica vaig intentar deixar la ment i “escoltar” el cos, tal i com demanava Paco. Ho vaig aconsegur parcialment, per una banda estava més tranquila però per l’altre també em vaig avorrir, suposo que a conseqüència de no estar acostumada a aquest tipus de situacions motrius. Després d’expressar el que haviem sentit, ens va aconsellar que hi tornéssim fent allò que ens venia més de gust. Aquesta vegada estava més còmode, però perque vaig optar per fer coses que el meu cos ja coneixia, no vaig explorar.
    La seguent situació motriu per parelles em va semblar més interessant. Tan en el moment de fer el massatge a la companya, com en el moment de rebre’l, vaig estar molt relaxada i gaudint de les bones sensacions. Era com tindre el pes mort, sense tensió i amb pessigolles (agradables) quan la companya intentava fer-me relaxar les mans i peus. Ho tornaria a repetir.
    Finalment, la situació motriu de contactar esquena amb esquena vaig sentir el mateix que l’anterior però amb menys intensitat, continuava sent agradable però de forma més conscient, la sensibilitat va ser menor.
    En el meu cas la pràctica va anar de pitjor a millor, cosa que valoro molt positivament perquè finalment em vaig saber adaptar a la sessió.
    Emma

    • Por lo que narras Emma, interpreto que en buena parte de la sesión no has logrado centrarte, puesto que tu texto da a entender que has puesto en práctica conductas motrices descentradas.
      Cuando surge el aburrimiento, la inapetencia y solo se tienen deseos de realizar acciones habituales que se repiten con frecuencia, se vive en el ámbito del ruido mental pues cuando se intenta silenciar aparece el miedo, el nerviosismo o el disgusto.
      Tus expresiones son muy reveladoras: “La seguent situació motriu per parelles em va semblar més interesant” o esta otra “però en aquell moment no era exactament el que volia fer”, ya que indican con claridad que estabas bajo el gobierno de tu mente por lo que no lograbas centrarte, ya que para eso hay que arrebatarle la energía psíquica a la mente para dirigirla al resto del cuerpo.
      Las situaciones motrices propuestas no tenían que gustarte o resultar interesantes, esto son juicios mentales. Tan solo tenías que tratar de adaptarte a la propuesta para experimentar la exploración motriz y vivir durante un rato en un territorio olvidado, que no desconocido. No lo lograste, pero tampoco lo intentaste porque tu mente es muy fuerte y te gobierna.
      Finalmente parece que lo lograste, al menos así lo afirmas, aunque no describes indicios de que realmente esto sucediera.
      Si deseas dedicarte al campo de la educación física o del deporte tienes que tratar de mostrarte mucho más flexible y tolerante tratando de adaptarte lo mejor posible a las propuestas sugeridas por tus profesores y entrenadores. De este modo podrás descubrir las maravillas que atesora tu motricidad, sin tratar a tus alumnos o tus atletas en un futuro como máquinas biológicas con capacidad tan solo para repetir y obedecer tus órdenes. Esto significaría vivir instalada en la educación física del siglo XIX, pero no en el siglo XXI, que es el espacio y el tiempo en que te ha tocado vivir.
      Saludos y suerte, Paco.

  23. Aura Fontgivell dijo:

    El passat dia 1 d’octubre de 2014 vaig participar en una classe a l’INEFC on vam poder treballar la “gimnàstica de la felicitat”.
    No m’estendré un gran paràgraf ja que considero que les sensacions a vegades són tan personals que costa escriure lo que sents en realitat.
    Fent una visió general de com em vaig sentir durant la sessió, vaig començar amb vergonya i rigidesa i poc a poc em vaig anar sentint més còmode. Tot i això, els primers exercicis se’m van fer una mica llargs i això em creava incomoditat. Posteriorment em vaig anar sentit més lliure i amb conductes motrius més fluides. Els exercicis posteriors em van agradar més i per tant les meves sensacions també eren més positives.
    Per finalitzar comentant que durant la sessió no era conscient, però al finalitzar em vaig sentir més còmode amb el meu cos (menys encartonada) i més relaxada. Per tant, me’n vaig endur una bona experiència d’aquest tipus d’activitat que no havia provat mai.
    Gràcies, Aura.

    • La experiencia es tuya y solo tuya Aura, de nadie más. Ni tu ni nadie necesita calificarla o juzgarla. Se trataba de una clase no de un examen.
      Sentir vergüenza es normal, también sentir alegría, temor o tristeza. Somos criaturas emocionales y la educación física o el deporte no pueden entenderse sin emociones, pues de hacerlo se abordaría cualquier situación de manera parcial, lo que puede dar lugar a muchos errores.
      Tampoco es un indicador fiable que te guste o no la situación motriz propuesta. A veces resulta mucho más reveladora una experiencia dolorosa en la que consigues centrarte y autorregular tu malestar e incluso transformarlo en placer. Todo esto y mucho más es muestra del poder que tu tienes, lo puedes poner en práctica o no, tu decides.
      Buena suerte, Paco.

  24. Marina Rion dijo:

    Sensaciones experimentadas en la clase práctica de Paco Lagardera el día 1-10-14 en INEFC LLEIDA:
    – Ejercicio 1. Desanudarse en el suelo: El primer ejercicio consistía en hacer lo que el cuerpo nos pidiera en el suelo, estirarnos y notar todas las partes de nuestro cuerpo. Al principio me sentí un poco cohibida y como el ejercicio no me motivaba mucho me entró el sueño. Después nos dio más libertad para hacer lo que quisiéramos mientras nos lo pasáramos bien, y en esta ocasión me sentí relajada, libre, tranquila y tenia la sensación de estar sola.
    – Ejercicio 2. Estiramiento cadenas posteriores: Al principio me noté tensa y contracturada pero a medida que mi compañera tocaba cada parte de mi cuerpo se relajaba y se volvía más sensible. Me concentré en mi respiración y la sensación me encantó. Este ejercicio me ayudó a destensar mi cuerpo y a relajarme.
    – Ejercicio 3. Masajes por parejas: Con mi primera compañera me gustó mucho. Al principio nos costó encontrar el equilibrio entre las dos para encontrar los mejores puntos en donde contactar, pero poco a poco nos entendimos bien y conseguimos sentirnos a gusto. Con el segundo compañero no conseguí relajarme porque no tengo confianza con él y creo que fue un poco incómodo para ambos.
    Marina

    • Apreciada Marina, me parece que no expliqué con claridad la propuesta en clase. Se trataba de desanudarse en el suelo de manera completamente libre y espontánea, lo más espontánea posible, tal y como hace un bebé recién nacido que aún no ha recibido ninguna orden, ni las entiende.
      Si te entró somnolencia es que no entendiste la propuesta o te descentraste porque tu mente te alertó de que se trataba de una situación motriz poco o nada interesante para ti.
      Cuando os di libertad para hacer lo que os viniera en gana, tanto tu como otras compañeras os dedicasteis a hacer piruetas y habilidades motrices de las que hacéis cada día docenas de veces. La propuesta inicial consistía en explorarse libremente, la elegida por ti en repetir hasta la saciedad lo que dices que te gusta o te motiva.
      La experiencia global consistía en conectar con el propio sentir, al margen de que te gustara más o menos, esto carecía de importancia, lo único significativo era tu sentir no tu evaluación.
      Lo que cuentas es más propio de una chica a la que le encanta entrenar y repetir una y otra vez las habilidades en las que se siente segura, que la de una estudiante ocupada y preocupada por explorar y aprender, por experimentar nuevas sensaciones para ampliar sus impresiones sensibles. Tu eres la única capaz de elegir el mejor camino para tu vida. Tan solo traté de invitarte a probar otros platos para no repetir siempre el mismo menú.
      Por mucho que te gusten los macarrones conviene tener una dieta variada para salvaguardar la salud, si te alimentas cada día a base de macarrones, por mucho que te gusten, acabarás con alguna carencia y lo más probable es que tu cuerpo enferme.
      Conviene mantener la salud y la vitalidad en todas las épocas de la vida.
      Paco

  25. Adhara dijo:

    Aquí dejo mis sensaciones después de realizar la sesión de “gimnasia de la felicidad” con Paco Lagardera el dia 1/10/2014 en el INEFC de Lleida.
    Al principio de la sesión me sentí un poco violenta, ya que al no conocer nada a Paco no estaba todo lo cómoda que podría haber estado.
    En el primer ejercicio, por el ruido que había por el pabellón, la gente de otros cursos que estaban por allí pululando y que no estaba centrada 100% para hacer ese ejercicio, no me gustó demasiado, más por la situación que por el ejercicio en si. En el momento que cambiamos de ejercicio, me encontré mucho más a gusto cuando nos pusimos por parejas y nos teníamos que masajear/destensar la espalda entre nosotros, en ese momento empecé a relajarme de verdad. En el último ejercicio que teníamos que masajearnos la espalda con un compañero, con la primera persona estuve muy bien, ya que al ser de similar estatura podíamos apoyarnos perfectamente la una con la otra, pero con la segunda persona, al ser un chico más alto que yo, fue más complicado adaptarnos.
    Gracias Paco.
    Adhara

    • Adhara, en tu relato das con la tecla que determina el origen de las sensaciones vividas en la sesión: “no estaba centrada 100%”, esta y no otra es la auténtica razón de tu disgusto, de tus dudas, de tus nervios, de tus miedos…, ni el ruido del pabellón, ni no conocerme a mi, ni tu espigado compañero…, son responsables de tu descentramiento. Todo esto son excusas de la mente para distorsionar la realidad, como si se tratase de la justificación de una niña caprichosa. No fuiste capaz de centrarte cien por cien y en esas condiciones ni tu, ni nadie puede vivir una experiencia en armonía consigo misma fluyendo con libertad y gozo, por mucho que te guste lo que haces.
      Dispones de toda la vida por delante para experimentar otras muchas situaciones motrices y tratar de centrarte para seguidamente expresarte a través de conductas motrices centradas. En estas condiciones si será posible que hagas de tu práctica motriz consciente un camino de felicidad y perfección.
      Ánimo y buena suerte, Paco.

  26. Pol Rigart Moles dijo:

    Después de realizar la práctica de “gimnasia hacia la felicidad” (INEFC LLeida 1-10-2014), dónde se buscaba interiorizarse sin prestar atención a lo demás para así obtener relajación y bienestar, puedo decir que se han cumplido los objetivos en lo que a mi respecta. No obstante, sólo he conseguido relajarme pero no he encontrado en mi interior ninguna sensación digna de resaltar. Las otras actividades con compañeros eran más interesantes para mí por la compenetración que he encontrado con las dos parejas. El primer ejercicio realizado me ha servido para lograr relajación psíquica y física y esto me ha ayudado a provechar mejor los siguientes ejercicios.
    Pol.

    • Pol, el objetivo de la sesión no era relajarse, para eso mejor haber ido a un espá, sino que se trataba de que los estudiantes fueran capaces de centrarse en sí mismos como un paso previo para afinar su sensibilidad y que empezaran a sentirse en vez de estar escuchando continuamente el ruido de su mente y del mundo exterior.
      Eres aún muy joven y si decides dedicarte al maravilloso mundo de la educación física, no te faltarán oportunidades para experimentar esta asignatura aún pendiente para ti, espero que con delectación.
      Saludos, Paco.

  27. Joan Marc dijo:

    Después de la clase del día 1 de octubre de 2014 en el INEF de Lleida, deseo transmitir las sensaciones que tuve durante y al finalizar la sesión.
    Desde el principio (desanudarse) me sentí bastante cómodo y con sensación de alivio, ya que los estiramientos de todos los segmentos corporales que realizamos en el suelo son bastante habituales en las personas, por ejemplo, al despertarnos cada mañana. El problema llegó cuando con éste mismo ejercicio me puse en bipedestación. No estoy acostumbrado a estirar mi cuerpo y a abrir todas mis articulaciones cuando estoy de pie. Sentí una sensación de tensión e incomodidad ya que creía que no lo estaba haciendo del todo bien, que mis gestos no eran naturales e intentaba mirar a la otra gente para observar que hacían. Aún así, creo que el resultado fue satisfactorio y que puedo repetir este procedimiento más veces en mi vida ya que el estrés no me permite habitualmente conectar con mi propio cuerpo.
    El ejercicio que más gratificante me resultó fue el de notar las cadenas posteriores, tanto de mi cuerpo como del compañero. Fui consciente en todo momento de las tensiones, pero también del placer que me producía sentir cada una de las partes de mi cuerpo; incluso al terminar lo hablamos con el compañero que hacia el ejercicio conmigo y coincidimos en las opiniones y en la percepción que tuvo cada uno en todo momento.
    El hecho de terminar con el masaje mutuo de espalda fue una sensación un tanto rara, ya que además de masajear la espalda con tus propias acciones, también ayudas al compañero a tener esa sensación de confort. Por tanto, me sentí bastante aliviado y relajado después de terminar la sesión. El tipo de gimnasia que utilizamos ese día en clase es un método muy poco utilizado en nuestro día a día y la recompensa que me llevé fue muy gratificante.
    Muchas gracias, Joan Marc Piris Sansó

    • Joan Marc, aunque sea muy habitual en nuestra sociedad, el estrés no es muy buen compañero, ni para los grandes campeones.
      La exploración motriz es un maravilloso disolvente del estrés crónico pero requiere previamente que la persona sea capaz de centrarse en sí misma, algo en lo que tuviste algunas dificultades, tal y como cuentas: “Sentí una sensación de tensión e incomodidad ya que creía que no lo estaba haciendo del todo bien, que mis gestos no eran naturales e intentaba mirar a la otra gente para observar que hacían”.
      Nadie lo hacía bien ni mal, no había que repetir ni imitar ninguna acción motriz, todo los estudiantes eran libres de conectar con su mismidad y permitir que su cuerpo se expresara libremente, sin juicios ni prejuicios, nada más, ni nada menos.
      Me alegro que finalmente tus impresiones globales fuesen de gratificación, aunque deduzco de tus palabras que apenas tocaste el santo grial de la felicidad, tu propio interior, tu sentir.
      Buena suerte, Paco

  28. Oriol López dijo:

    Después de realizar la sesión del día 1 de Octubre de 2014 sobre “gimnasia de la felicidad” con Paco Lagardera en INEFC Lleida, mi sensaciones han sido:
    Al principio me encontraba un poco fuera de lugar y no entendía muy bien lo qué estábamos haciendo, ni para qué servía, nunca había realizado una sesión igual o similar. Poco a poco me fui dejando llevar y siguiendo las indicaciones del profesor empecé a notar mi cuerpo y a relajarme, en esos momentos predominaban las sensaciones de desconexión de mi mente y de relax total. A medida que avanzaba el tiempo y hacíamos nuevos ejercicios, la relajación era mayor y cada vez notaba más las partes de mi cuerpo como nunca antes había notado. Para finalizar, dar las gracias al profesor Paco Lagardera por haber aceptado venir al centro a realizar ésta sesión ya que nos ha ofrecido una visión y un hacer poco convencional. Oriol

    • Oriol, no había que entender nada, ni mucho menos deducir para qué servía. Tan solo había que tratar de experimentar la exploración motriz. ¿Acaso sabes tu para que te sirve vivir? ¿Lo tienes claro de verdad?
      Si nunca antes habías experimentado una sesión similar lo tenías fenomenal para tratar de adaptarte y redescubrir muchos aspectos de ti mismo que, desafortunadamente, permanecen olvidados para ti, empeñado como estás en repetir cada día lo mismo. Se supone que estás estudiando educación física y que deseas aprender mucho en el área de la acción motriz, su ámbito de conocimiento específico, pero tus arquetipos y prejuicios están tan arraigados que no te permiten nuevos descubrimientos. Con esa actitud tan conservadora, más propia de un jubilado como yo, pocas asignaturas pendientes podrás superar.
      Cambia de actitud y explora tu motricidad cada día de tu vida. Te sorprenderás a ti mismo descubriendo tus inmensas riquezas.
      Buena suerte, Paco.

  29. Adrián Aguirre López dijo:

    INEFC de Lleida, 1 de Octubre de 2014, experiencia con Paco Lagardera.
    Durante el primer ejercicio como RESPIRADOR CONSCIENTE he sentido paz, armonía en mi cuerpo y autocontrol. He sentido como mi cuerpo se desanudaba y se relajaba. Destacar que normalmente ando y me posiciono con una gran curvatura corporal y he conseguido mantenerme erguido. Como GUÍA de dicho ejercicio las sensaciones experimentadas con la interacción con mi compañero son sus leves acciones respiratorias y su calor.
    En el ejercicio de desplazarse como un GATO me he sentido totalmente LIBRE. Lo hago muchas veces y siento una gran paz interior y una relajación total. He sentido molestias en mis dos puntos corporales de conflicto, el primero relacionado con toda la articulación escápulo-humeral, y el segundo sobre la zona isquiosural. Considero que este es un ejercicio que puede realizar todo el mundo diariamente, ya que te ayuda a conocer tu cuerpo y a desanudarte.
    En el último ejercicio, cuando el compañero me iba colocando y me posicionaba semi-flexionado y con la curvatura a nivel de la espalda, he notado durante todo el ejercicio mucha tensión y rigidez en la parte posterior de las extremidades inferiores, principalmente a nivel isquiosural una vez más. Siento además rigidez a nivel lumbar y dorsal.
    ADRIÁN AGUIRRE

    • Adrián, es excesiva la comprensión y rigidez que has acumulado en tus dos cadenas posteriores a pesar de tu juventud. Bajar lentamente al suelo enrollando tu espinazo, desanudarte y estirarte en el suelo y posteriormente volver con mucha lentitud a la postura bípeda, es un procedimiento que puede implicar entre quince o veinte minutos como mucho.
      Hacerlo cada día un par de veces es una necesidad vital, pero practicarlo después de entrenar, correr, caminar o jugar al fútbol es imprescindible para mantenerse en forma, ágil y sano.
      Experimenta y prueba el mejor procedimiento para cuidarte y vivir cada vez mejor, Paco.

  30. Ana Bueno Aliod dijo:

    El pasado miércoles 1 de octubre de 2014 en el centro de INEFC LLeida, con Paco Lagardera pude realizar una corta sesión de ejercicio y bienestar que nunca había tenido la oportunidad de llevar a cabo.
    Durante la primera situación motriz propuesta (respiración consciente), sentí una extraña sensación de estar sobrevolando el suelo. Además me permitió desconectar de todo el ruido que tenía alrededor y conseguí un momento de relajación muy intenso.
    Con la segunda (desanudarse), debido a los problemas que tengo en toda la zona lumbar siempre estoy con molestias musculares y contracturas, sin embargo, durante unos minutos pude sentir cada zona de mi cuerpo. Me desplazaba por el suelo y sentía que cada estiramiento me ayudaba a relajar las cadenas posteriores. Esto me permitió destensar los músculos más agarrotados y sufrir menos molestias durante un tiempo.
    Ana.

    • Ana, fuiste capaz de “desconectar de todo el ruido que tenias alrededor” y centrarte en ti misma. Esta es la primera condición para iniciar un proceso de perfección y bienestar mediante el ejercicio físico sostenible.
      Si como parece sueles tener intensas molestias en tu zona lumbar el suelo será siempre tu mejor aliado. Baja al suelo cuantas veces necesites al día y estira tu curvatura lumbar una y otra vez hasta percibir bienestar y placer en esa zona. De este modo te convertirás en un ser de luz que podrá ayudar a otras muchas personas, y por supuesto a ti misma.
      Paco

  31. Coloma dijo:

    El pasado miércoles 1/10/2014, pude disfrutar de una clase de gimnasia de la felicidad dirigida por Paco Lagardera.
    Realizamos tres ejercicios y en cada uno de ellos experimenté nuevas sensaciones.
    En el primer ejercicio, cuando realizaba diferentes tipos de respiración, sentí una gran relajación. También era una sensación muy relajante cuando exploraba y sentía cada una de las partes con las que respiraba mi compañera.
    En el segundo ejercicio, desanudarse, me sentó muy bien, ya que sentí cada una de las partes de mi cuerpo, estirándolas y descargándolas.
    Y por último, en el ejercicio de descomprimir las cadenas posteriores, me permitió estirar los músculos implicados.
    Coloma

  32. Pau Benito dijo:

    Deixo aquí les sensacions que he tingut durant la sessió de Gimnàstica de la Felicitat que ens va fer Paco Lagardera a l’INEFC Lleida l’1/10/14:
    Ja havia tingut a Paco en alguna classe de Sociologia, sempre pràctica i a l’aire lliure, i ja sabia que tindria ganes de fer-la però que m’hauria d’empassar la vergonya. Com sempre, vaig tardar una estona a deshinibir-me i mai ho vaig fer del tot però més que altres vegades. Vaig intentar actuar com si estigués sol i vaig aconseguir relaxar-me i estar molt bé. No acostumo a sentir el meu cos i quan ho fas t’adones que és vital. De la sessió em quedo amb la postura quan estem drets, asseguts o quan caminem. És una cosa que podem millorar cada dia i que no ens treu temps. Només cal practicar de manera plenament conscient.
    Pau.

    • Pau, actuar con consciencia es darse cuenta del paso de la vida y tener la posibilidad de gozar con cada sensación en la que se está presente. Cuando se hace ejercicio físico con plena consciencia los beneficios son exponenciales, casi milagrosos.
      Me alegra que poco a poco seas capaz de desinhibirte y centrarte plenamente en la tarea motriz propuesta, esto quiere decir que mejora tu autoconfianza y autoestima, actitudes necesarias para vivir en bienestar.
      Buena suerte, Paco.

  33. Sergi Carrero dijo:

    Después de realizar la sesión de gimnasia de la felicidad en INEFC LLEIDA, correspondiente al día 01-10-2014; puedo extraer varias conclusiones.
    En la primera de las situaciones motrices propuestas, cuando he realizado el rol de respirador activo y consciente he sentido plenitud, he notado como mi caja torácica aumentaba su tamaño y tenía la sensación de crecer. En el segundo rol en el que sujetaba las partes del cuerpo de mi compañero, he podido comprobar como se puede llegar a concentrar la respiración en un lugar concreto y de esta manera centrar la energía y estirarse desde dentro gracias a la presión ejercida por los pulmones.
    En la segunda situación motriz propuesta, desanudarse, me he sentido incómodo en muchas ocasiones, pero ha llegado un momento en que mi cuerpo se ha empezado a adaptar a las retorceduras que le estaba proponiendo.
    En la tercera situación motriz propuesta, masaje de espalda por parejas, con el rol activo he sentido inquietud, dudas, no sabía que hacer… En el rol pasivo me he sentido tenso porque notaba dolor en algunas partes de la espalda.
    Para concluir, decir que la práctica de desanudarse ha sido la más gratificante para mi ya que he podido sentir mi cuerpo como hacia tiempo no sentía.
    Muchas gracias.

    • Sergi, cuando eras un bebé te desanudabas de manera espontánea y libre. Ahora lo puedes seguir haciendo pero gracias a tu conciencia puedes hacerlo con atención plena por lo que los beneficios para ti aumentan exponencialmente.
      Dispones de todo lo necesario para gozar de tu vida en plenitud, tan solo necesitas constancia, conciencia y disposición.
      Que lo disfrutes, Paco.

  34. Jose Daniel Prieto dijo:

    El pasado día 1 de Octubre de 2014 realicé en INEFC Lleida una sesión de bienestar con el profesor Paco Lagardera, en la que nos guió a través de unos ejercicios que pretendían que cada sujeto participante descubriera y gozara de su propio cuerpo, en la que mis sensaciones fueron las siguientes:
    1ª situación motriz, desanudarse: Sinceramente me he sentido bastante relajado y calmado durante todo el ejercicio, llegando a un estado de relax absoluto, como si solamente estuviera yo en clase, buscando los placeres que te proporcionan los estiramientos de tu propio cuerpo.
    2ª situación motriz, relajación de las cadenas posteriores: El masaje realizado por mi compañero ha conseguido que me relaje hasta un punto en el que he perdido el equilibrio. Ejerciendo el rol de ayudar a mi compañero a relajarse y estirar las cadenas posteriores, he notado que del tren superior estaba bastante relajado, pero el tren inferior lo tenía bastante tenso.
    3ª situación motriz, automasaje de espalda: Ha sido un ejercicio muy relajante, ya que he podido masajear toda la espalda centrándome solo en mí mismo y en aquellas partes que más necesitaba masajear.
    En resumen, ha sido una desconocida, bonita e interesante experiencia.

    • José, me alegra comprobar que tuviste la oportunidad de experimentar una bonita e interesante sesión, aunque yo esperaba que desde conductas motrices centradas hubieses podido conectar con tus sentires y sensaciones para redescubrir las inmensas riquezas que atesora tu motricidad que yacen enterradas en el baúl de los olvidos.
      Cada día de tu vida se presentarán oportunidades para descubrirlo y gozarlo. Un saludo, Paco.

  35. Rubén dijo:

    Pràctica de la gimnàstica de la felicitat el 01/10/2014.
    En general, en moltes situacions estava incòmode físicament i em costava mantenir segons quines posicions molta estona. També, al no tenir la costum de realitzar aquests tipus d’activitats, em costava mantenir la concentració i no obrir els ulls per tal de veure que està passant i si la resta de classe està igual que jo.
    En exercicis més concrets, per exemple el primer on havíem d’intentar fer diferents tipus de respiració segons on el company ens toqués, vaig tindre la sensació d’estar un poc marejat per realitzar les respiracions tant profundes. En canvi, quan vaig tindre l’altre rol d’anar tocant al company i era ell qui respirava, vaig estar més relaxat que anteriorment.
    A l’exercici següent al terra, la sensació que tenia era de ser gran i ampli, al igual que em sentia còmode quan realitzava molts d’estiraments.
    Al següent exercici de plastilina, va ser al que més cansat em vaig trobar, i em resultava difícil mantenir la posició que el company em marcava sense sentir-me mal.
    Rubén

    • Rubén, no es la comodidad o incomodidad, el gusto o el disgusto, el bien o el mal las sensaciones que había que tratar de experimentar en la sesión. Con esas expresiones estás haciendo referencia a juicios que estableces a partir de los pensamientos incesantes que crea tu mente.
      Para lograr sentir es preciso conectarte a ti mismo, para eso no hay que pensar sino utilizar la energía psíquica que alimenta tu mente para percibir con claridad las diferentes partes y lugares recónditos de tu cuerpo. Esto se llama centrarse en sí mismo, lo que implica el primer paso para vivir una experiencia de exploración motriz.
      Para llegar a algún lugar en la vida siempre hay que dar un primer paso, si no lo inicias resulta imposible alcanzar ninguna meta.
      Mucha suerte, pues te hace mucha falta, Paco.

  36. Carla Calonge Sala dijo:

    Las sensaciones experimentadas por mi durante la clase práctica realizada por Paco Lagardera el día 1-10-14 son las siguientes:
    – Ejercicio 1 (respiraciones por parejas): Sin darme cuenta he conectado con el compañero ajustando la respiración, como si fuésemos una sola persona. La sensación es entrañable ya que concentras la respiración dónde te toca el compañero.
    – Ejercicio 2 (hacer el gato): En algún momento me he sentido forzada, puede ser por la falta de concentración o que no tenía suficientes recursos. Al principio me he sentido liberada, he dejado que mi cuerpo expresara a través de su motricidad lo que sentía en cada momento, pero hacia el final repetía las conductas motrices porque no sabía qué hacer.
    – Ejercicio 3 (estiramiento cadenas posteriores): Al principio me he sentido tensa porque no estaba del todo cómoda o me hacía daño alguna parte del cuerpo, y eso ha hecho que no me acabara de relajar del todo. Cuando ha ido pasando el rato, me he relajado, me he dejado llevar por mi compañero y he pasado a ser un muñeco que no hacía fuerza.
    Tengo que decir que las sensaciones que tenía al finalizar la sesión en relación a las que tenía al inicio no tienen nada que ver. He llegado dormida, sin fuerza…y me he ido llena de energía, el cuerpo no estaba tan tenso y muy relajada.
    Carla Calonge

    • Carla afirmas que: “En algún momento me he sentido forzada, puede ser por la falta de concentración o que no tenía suficientes recursos”.
      Nadie te forzaba a hacer algo concreto. Se trataba de tumbarse en el suelo (cero de gasto energético, cero de molestias, cero de esfuerzo, cero de pensamientos…) y tratar de conectar con tu propia respiración y poco a poco ir sintiendo las diferentes partes de tu cuerpo en contacto con el suelo. Probablemente te forzaría tu propia mente, pues nadie fuera de ti lo hacía o lo intentaba.
      Tu y todas las personas que habitan este planeta con las mínimas condiciones óptimas para vivir, tienen sobrados recursos para experimentar la exploración motriz propuesta. Es más, cuando eras un bebé lo hacías de manera espontánea y natural, aunque no tuvieras aún facultades cognitivas para darte cuenta, ni para recordarlo.
      Dices también que has llegado a clase dormida. ¿Dormida a primera hora de la mañana? ¿Qué haces por las noches?
      Viniste a participar en clase en la mejor hora del día para realizar cualquier práctica motriz, cuando el cuerpo está recién levantado, enérgico y vital. No entiendo tu cansancio ni tu inapetencia, sobre todo si se tiene en cuenta que estás finalizando una carrera en educación física. No estudias veterinaria, ni arquitectura, ni farmacia…, luego se supone que entiendes cómo funciona tu cuerpo y qué tipo de ejercicios y horarios son más convenientes para el bienestar de tu vida.
      Tu testimonio me deja perplejo. Tienes que recorrer aún mucho trecho para dedicarte con solvencia a la educación física. Lo primero de todo cuidarte a ti misma. Pero por favor, empieza ya.
      Buena suerte, constancia y paciencia, Paco.

  37. David Valles dijo:

    Aquí dejo mis sensaciones después de realizar la sesión de “gimnasia de la felicidad” con Paco Lagardera el dia 1/10/2014 en el INEFC de Lleida.
    De entrada decir que las sensaciones que han predominado en mi a lo largo de esta sesión han sido sobre todo de tranquilidad, relajación, placer y entretenimiento.
    En la primera actividad, desanudarse, la sensación de tranquilidad ha llegado a un nivel tal que ha habido un momento en el que he podido llegar a notar cada parte de mi cuerpo en contacto con el suelo, sensación que me ha llevado a un estado de relajación total.
    En la segunda actividad que tenía que interactuar con un compañero, las sensaciones han sido de control total de mi cuerpo. En la segunda parte he sentido mucha relajación, ya que he notado como los músculos de la espalda se iban destensando a medida que avanzaba el ejercicio. Eso sí, al final he estado un poco más tenso porque la flexión de rodillas me sobrecargaba las piernas.
    En la última actividad, donde también teníamos la ayuda de un compañero, me he notado un poco incómodo, ya que el compañero iba muy deprisa y esto me ha generado una situación de cierto estrés.
    Por otra parte, decir que ha sido una sesión en la que me ha sorprendido llegar a hacer con tanta facilidad algunos ejercicios como desanudarse, sintiendo mi cuerpo tan claramente con una práctica tan natural y sencilla.
    Un placer haber realizado esta sesión, David.

    • David, concluyes tu testimonio diciendo que “me ha sorprendido llegar a hacer con tanta facilidad algunos ejercicios como desanudarse, sintiendo mi cuerpo tan claramente con una práctica tan natural y sencilla”. Es tan natural y sencilla que todos los bebés del mundo la realizan de manera espontánea y libre.
      No se sabe muy bien, aunque lo podemos sospechar, por qué hemos arrinconado en algún lugar perdido de la memoria este modo de proceder tan bueno, bonito y barato, que todos los seres humanos sabemos hacer muy bien.
      Si te ha ido tan bien te invito a que lo practiques todos los días, especialmente cuando regreses a casa después de entrenar o de hacer un intenso ejercicio físico. De este modo restaurarás tu maltrecho y fatigado cuerpo, eliminarás las tensiones acumuladas durante muchos años y te lo pasarás muy bien, cada vez mejor.
      Que lo disfrutes, Paco

  38. Aleix Ballarín dijo:

    Excelente experiencia la de poder disfrutar y sentir el cuerpo tal y como lo hicimos en la sesión que impartió Paco en el INEFC el pasado 1-10-2014. Al final de la carrera descubro la gimnasia de la felicidad, lo único que me apena es no haberlo hecho antes…
    En una sociedad donde todo sucede y se produce a gran velocidad, a menudo no dedicamos el tiempo suficiente a uno mismo, a su cuerpo. Con los ejercicios realizados he podido percibir una sensación de relajación, tranquilidad y bienestar general muy positivos. En alguno de los ejercicios me ha costado un poco centrarme en mi propio cuerpo, pero al final he encontrado un estado de bienestar completo que me ha acompañado durante todo el día. Es genial “desanudarse” para quitar estrés y tensiones. Ahora solo me queda darle al cuerpo más a menudo regalos como este .
    Aleix Ballarín.

    • Aleix que no te apene no haber descubierto este tipo de prácticas motrices antes. Lo importante es haberlo hecho y ser consciente de los beneficios que te reporta y la sencillez y facilidad que tienes para llevarlo a cabo todos los días de tu vida.
      Como tu mismo dices: “Es genial desanudarse para quitar estrés y tensiones”, de manera que tu mismo has sido capaz de describir la mejor de las recetas para erradicar las tensiones de tu vida. Ahora hace falta constancia, decisión y paciencia para gozar de ti mismo todos los días de tu vida, cada vez más y mejor.
      ¡Prepárate a gozarte! Buen provecho y buena vida, Paco.

  39. Sergio Torres Salgado dijo:

    Después de realizar la sesión práctica impartida por Paco Lagardera en el INEFC de Lleida el 1-10-2014 he experimentado las siguientes sensaciones:
    En los primeros ejercicios me he sentido incómodo al intentar adoptar un tipo de postura que normalmente no mantengo, pero con el paso de los minutos, esa incomodidad se ha ido transformando en bienestar gracias a esta recolocación postural.
    Posteriormente, hemos realizado un ejercicio por parejas en el cual adoptábamos el rol de explorador y el de receptor. En el de explorador he estado muy concentrado intentando que mi compañero pudiese estar lo más relajado posible; cuando hacía el rol de receptor mis sensaciones han sido de relajación total y de libertad, ya que dejaba caer mi cuerpo pero al estar sustentado por el compañero me hacía estar en un estado de constante relajación.
    Por último, en el ejercicio llamado “desanudándose” me he sentido algo cohibido debido a la presencia de otras personas. Creo que si estuviese solo o con más tiempo de práctica sería un ejercicio que podría aprovechar mejor para sentir unas sensaciones totalmente diferentes.
    Ha sido un placer compartir una educación física como la que nos enseña Paco.
    Gracias, Sergio.

    • Sergio, tratar de ajustar tu postura, sea bípeda o sentada, siempre te costará un esfuerzo, pero en la medida que seas constante y puedas percibir con claridad la alineación de tu columna y la relajación de tus hombros, cara y cabeza, percibirás un crecimiento por fuera y por dentro que te hará vivir en plenitud.
      Si la presencia de otras personas influye tanto en la vivencia de determinadas emociones, tienes que tratar de centrarte en ti mismo para ir ganando autoconfianza poco a poco, para que desde la contemplación de tu respiración consciente ser capaz de autorregularlas transformando el miedo al ridículo o el nerviosismo en confianza.
      Practica de manera consciente todos los días y te convertirás en un experto que se siente feliz y satisfecho de sí mismo, Paco.

  40. Adrià Creixell Ferrer dijo:

    He aquí mis sensaciones en la sesión realizada con Paco el 1-10-2014 en el INEFC de Lleida:
    1r ejercicio: andar, saludar, postura corporal, correr…
    Al inicio de la sesión mi cuerpo aún estaba comprimido. Al empezar la actividad andando y manteniendo una respiración profunda me he ido liberando y desinhibiéndome ante la presencia de los compañeros. Mi cuerpo se ha expandido al adoptar una postura ajustada a mis condiciones y características, he fluido por el tatami sintiéndome ligero para finalizar enérgico corriendo con pensamientos positivos.
    2º ejercicio: Masajes corporales con compañero/a
    -Como explorador: Ha sido un placer poder notar el cuerpo y las posturas adoptadas por la otra persona mientras masajeaba su cuerpo con varias partes de mi cuerpo: manos, brazo, cabeza, dedos…, en algún momento he notado que la persona que recibía el masaje tal vez no estaba del todo cómoda, pero a lo largo del masaje se ha ido sintiendo más segura con mis acciones.
    -Como receptor: Me he sentido aliviado, relajado, descomprimido y sin preocupaciones a medida que avanzaba el masaje que me han realizado. Han sido sorprendentes las sensaciones experimentadas al recibir el contacto de otra persona con sus diferentes partes corporales.
    3r ejercicio: desanudarse.
    Mis sentimientos han sido predominantemente de libertad al convertirme en explorador de mi propia motricidad. He llegado a centrarme profundamente en cada una de las conductas motrices que realizaba.
    A medida que ha avanzado la sesión me he encontrado cada vez más a gusto.
    Considero por último, que es muy importante realizar sesiones de este tipo en la universidad, pero no solo en cuarto curso sino también en otras asignaturas en los demás cursos. Es necesario enseñar este tipo de procedimientos para que mucha gente pueda sentirse mejor. En este sentido, el papel de los profesores de educación física preparados para el bienestar es fundamental para que así se produzca.
    Agradezco a Paco esta sesión, que tengas mucha suerte en tu nueva etapa, saludos, Adrià.

    • Adrià soy yo quien agradezco de todo corazón tus palabras: “Mi cuerpo se ha expandido al adoptar una postura ajustada a mis condiciones y características, he fluido por el tatami sintiéndome ligero para finalizar enérgico corriendo con pensamientos positivos”. Esto es el piropo más halagador que puede recibir un profesor de educación física que se precie como tal. Muchas gracias.
      Otro gran regalo: “Me he sentido aliviado, relajado, descomprimido y sin preocupaciones a medida que avanzaba el masaje que me han realizado”, pues confirma que para experimentar todas estas sensaciones no es necesario aprender ni saber nada previamente, sino conectarse al propio sentir y dejarse fluir.
      Sentirse explorador de la propia motricidad alumbrado por la luz de tu propia conciencia es de las experiencias más gozosas que pueda tener un ser humano: “Mis sentimientos han sido predominantemente de libertad al convertirme en explorador de mi propia motricidad. He llegado a centrarme profundamente en cada una de las conductas motrices que realizaba”. De esto se trataba amigo, de centrarse en sí mismo y de fluir y optimizar tus conductas motrices.
      Enhorabuena y muchas gracias por este fantástico regalo como despedida de mi carrera docente.
      Gracias, Paco.

  41. Edgar Solsona Leri dijo:

    Sensacions experimentades en la sessió de gimnàstica de la felicitat del 1-10-14 a l’INEFC Lleida amb Francisco Lagardera.
    Al inici de la sessió hem vaig sentir una mica perdut, no entenia exactament que era el que se’ns demanava o pensava que era molt difícil, inclús em sentia incòmode perquè sóc força tímid i em costava introduir-me en l’exercici. Però quan vaig deixar de pensar i aconseguir concentrar-me, vaig sentir el cos molt relaxat al finalitzar cada exercici. També vaig notar com estava molt tens, per evitar aquesta tensió generada per l’estrès o l’exercici físic de rendiment, aquest tipus d’exercicis són molt vàlids, ja que coneixes millor el teu cos i això pot evitar tot tipus de lesions.
    Gràcies per la sessió. Edgar.

    • Edgar vas por la vida repleto de prejuicios e ideas preconcebidas de la realidad. Ni eres tímido ni estabas perdido. Te han contado una historia errónea y te la has creído a pies juntillas, como la mayoría.
      Un bebé recién nacido, un gato o un perro se desanudan fluida y libremente sin que nadie se lo haya enseñado, ya venían con esta sabiduría incorporada. Tu también, pero has sido demasiado obediente y crédulo. Ahora te sientes tímido, inútil y miedoso.
      Tómate la licencia de experimentar la exploración de tu motricidad y cuando finalices de entrenar, jugar o machacarte en el gimnasio y llegues a tu casa, extiende un par de mantas en el suelo y túmbate. Respira profundamente y en cuanto aparezcan los primeros pensamientos expúlsalos junto al aire en cada exhalación y aprovecha esos instantes para utilizar la energía psíquica de tu mente para sentir tu cuerpo. Empieza por las partes que están en contacto con el suelo y poco a poco ves descubriendo y sintiendo nuevos lugares. Quedarás fascinado por los descubrimientos de los grandes tesoros de tu motricidad. Además, te lo pasarás muy bien y restaurarás tu maltrecho cuerpo.
      Que lo disfrutes, Paco.

  42. Gerard Frau Vendrell dijo:

    Última sessió del professor Lagardera a l’INEFC de Lleida, ”Gimnàstica de la Felicitad”, dia 1/10/14.
    Mentiria si digués que mai he fet una classe d’aquesta mena, on el nostre cos és el protagonista principal i on la ment ha d’estar més posada que mai. Mentiria, també, si digués que m’agraden aquest tipus de classes.
    Ho podem considerar Educació Física?
    Ara bé, aquesta vegada penso que ha sigut diferent, mai havia viscut una classe d’aquestes característiques amb tanta tranquil.litat i tanta intensitat a la vegada. Penso que tot és mèrit del Paco en aquest cas, es nota que té l’experiència i el carisme necessari per motivar a un alumne que no estigui gaire convençut que això serveixi per alguna cosa, i poder fer que participi integrament en la sessió el màxim de concentrat possible.
    En quant a les activitats, en totes he tingut sensacions positives. En el primer moment que ens trobavem per parelles i jo estava amb els ulls mig tancats, era curiós veure a compannys que normalment acostumen a ser molt moguts, veure´ls relaxats i concentrats amb la tasca que estavem fent. Personalment jo també m’hi sentia, i penso que segons com era el tacte del company, et podies sentir més o menys segur. L’activitat de ”desnussarse” l’he trobat un encert, és algo fàcil de fer, es pot fer en qualsevol moment del día, i encara que sembli una tonteria és molt gratificant; jo m’he sentit relaxat, flotant i encuriosit.
    La tercera i última tasca consistia en que un company et manosejava com volia fins adoptar una postura com de ”caigut”, en la que notar la presencia amb el tacte era indispensable i et feia sentir en bones mans.
    Per últim, agraïr que hagi vingut Paco, hauria estat una llàstima no haver rebut cap classe d’ell en tot el grau.
    Gerard Frau.

    • Amigo Gerard, el único responsable de tu concentración para lograr mantenerte centrado en ti mismo eres tu. Otros compañeros a tu lado estuvieron buena parte de la clase descentrados y distraídos.
      El profesor puede hacer malabarismos, contar chistes y animar sin descanso pero el único capaz de focalizar su atención en sí mismo y comenzar a gozarse en plenitud es cada uno de los participantes. De modo que no te quites méritos.
      El profesor se dedica a observar los comportamientos motores de los alumnos y a interpretar en conductas motrices los indicios observados, es la atención concentrada en este proceso lo que permite al docente dar instrucciones precisas, animar a quien necesita un susurro de aliento o a parar la acción para incitar una puntual reflexión. Esto si son años de oficio y experiencia vividos con intensidad e ilusión. Pero un buen profesional no hace milagros sino que siempre aprende de sus alumnos, aunque sea la última clase de su vida.
      Un abrazo y gracias por tu excelente actitud, Paco.

  43. Thaïs Martínez Vilar dijo:

    Sensaciones experimentadas durante la sesión impartida por Paco Lagardera acerca de la “Gimnasia de la Felicidad”, el día 1 de octubre de 2014.
    En primer lugar, esta sesión ha reiterado mi opinión acerca de los prejuicios de nuestra sociedad y como éstos nos afectan a la hora de actuar. Durante toda la clase práctica, he podido experimentar sensaciones que nunca antes había vivido en una clase de educación física. En esta sesión he conseguido concentrarme en mi misma, en mi respiración, en mi postura y en mis sensaciones sin pensar en nada más. Bien es cierto, que la falta de costumbre que tengo en prácticas de este tipo ha hecho que en ciertos momentos (muy puntuales) tuviera dificultades en concentrarme a causa de la vergüenza/timidez provocada por dichos prejuicios (“¿Estarán mirándome?”, “No se que hacer.”…). Pero también puedo afirmar con certeza que he conseguido estar pendiente y concentrada en mi misma y en mis sensaciones en la mayor parte del tiempo.
    Por otro lado, respecto a mis experiencias sensitivas durante la sesión, destacar sensaciones como:
    – Relajación: ha sido una de las sensaciones con mayor predominancia durante toda la práctica. Una vez concentrada en mi misma y en mis sensaciones, conseguía momentos de relajación y paz interior.
    – Evasión: sensación fruto de la concentración del momento y de la toma de conciencia de mi postura y mi respiración.
    – Placer: momentos de paz y tranquilidad que hacían que consiguiera estar a gusto y disfrutando del momento.
    – Fatiga y dolor: sensaciones que surgían en momentos puntuales a causa de posturas que no estoy acostumbrada a mantener durante un determinado tiempo (sobretodo a nivel de la espalda).
    Finalmente, considero que es un tipo de práctica que podría realizarse desde edades tempranas de manera que se aprenda a ser más consciente para conocerse mejor a una misma. Me paso mucho tiempo pensando en las obligaciones, en el mañana…, pero no dedico ni un solo minuto a sentirme a mi misma, atenta a mi sentir en el aquí y el ahora. Por eso mismo, y para concluir, pienso que todos y cada uno de nosotros hariamos bien en practicar ejercicios de este tipo y dedicar más tiempo a nuestra persona.
    Thaïs

    • Thaïs este es muy buen comienzo para una bonita historia: “En esta sesión he conseguido concentrarme en mi misma, en mi respiración, en mi postura y en mis sensaciones sin pensar en nada más”. Pues precisamente de esto trataba el objetivo de la experiencia propuesta.
      Si bien es cierto que hubo acechanzas y asomos de vergüenza y miedo, supiste trasformar estas emociones en confianza en ti misma para volverte a centrar en tus propias sensaciones. ¡Premio!
      Los niños ya hacen estos trabajos de manera natural, tan solo necesitan que les dejen crecer en paz y sin imponerles servidumbres a su rica y versátil motricidad.
      En relación a la necesidad de este tipo de prácticas motrices, lo mejor es siempre empezar por el primer paso y practicar de manera cotidiana y consciente en el suelo de tu casa. Es un modo necesario y gozoso de restaurar tu equilibrio físico, emocional y energético.
      Que lo disfrutes cada día, pues solo depende de ti misma.
      Saludos, Paco.

  44. Alba Jané dijo:

    Gimnàstica de la Felicitat, INEFC de Lleida, 1-10-2014.
    Al primer exercici quan caminava, al anar a poc a poc, molts cops em desaquilibrava i sentia tensió a la musculatura de la part del cos desaquilibrada. Durant tota l’estona sentia tensió a la zona lumbar, perque havia de flexionar molt els genolls perquè no em fes mal però llavors també em sentia massa tensa.
    Al segon exercici, al fer-nos massatges, he sentit molta harmonia i plaer sensorial. Notava tots els llocs per on passava els dits i ha sigut molt agradable. M’he deixat anar sense pensar en res. Al fer-ho jo també em sentia molt les mans i tots els llocs per on passàven. Ha sigut molt agradable.
    Al tercer exercici “desnussarse”, pensava que no seria capaç d’adoptar tantes postures com he fet, però ha sigut molt agradable i m’he sentit tot el cos estirat i destensat i les parts que volia estirar. Ha sigut molt, molt satisfactori.
    Sens dubte, ha sigut una pràctica molt interessant i que en futur, tinc intenció d’ampliar els meus conexiements referents a l’exercici i el benestar.
    Gràcies per fer-nos sentir a la pràctica! Una abraçada, Alba.

    • Alba, si te desequilibrabas y sentías tensión al caminar lentamente es que hay exceso de estrés en ti. La lentitud actúa como unas lentes de aumento para saber como se siente tu cuerpo. No es la situación motriz propuesta la responsable sino tu estar en el mundo. El estrés vital genera con el paso del tiempo muchos problemas.
      Al desanudarse lo mejor es no pensar y utilizar toda esa energía psíquica para sentirse más clara e intensamente. Tan solo la conexión con tu sentir es capaz de hacerte fluir en libertad con tu propia vida. Puedes probarlo cuando quieras, es muy fácil y sencillo pues ya lo practicabas habitualmente cuando eras un bebé, pero ahora mucho mejor pues puedes utilizar la luz de tu conciencia.
      Que lo disfrutes y buena suerte, Paco.

  45. Marc Oliver dijo:

    Pràctica de Gimnàstica de la Felicitat. INEFC de Lleida, 1-10-2014.
    Quan vam començar després del primer exercici em sentia lliure, gaudint de cada passa que feia i de cada recolzament del peu. Però, quan havíem d’aturar-nos i quedar-nos dempeus si que notava una petita tensió al moment de flexionar, inclús quan havia de fer la retroversió de la pelvis. Encara que la respiració era molt còmode i em tranquil·litzava molt.
    En el segon exercici, que feia d’observador, sentia com podia anar jugant amb les meves parts del cos per anar fent el massatge i per poder palpar totes les parts de l’esquena.
    Quan em feien el massatge sentia quines eren les parts que més em tranquil·litzaven i quines notava una forta molèstia. Però, tot i així, era molt relaxant.
    En l’últim exercici, com que no paràva de desplaçarme hi havia alguna postura que era molt incòmode però en moltes altres, trobava una relaxació molt gratificant i vaig alliberar moltes tensions, tantes que tenia moltes ganes de dormir.
    Em va semblar una experiència que s’hauria de fer més sovint com a pràctica esportiva.
    Marc Oliver.

    • Marc, si percibes tensión en tu cuerpo, sea en las piernas, los brazos o la espalda es que la tensión está dentro de ti. No está provocada por el ejercicio sino que la práctica motriz que realizas te está mostrando, como en un escáner, las zonas de tu cuerpo más tensas, por lo que son las que tienes que relajar.
      Para desanudarse se evoluciona normalmente desde el relax total, por la necesidad de conectar con uno mismo y centrarse, hasta llegar a procesos de tonificación intensa para cambiar de postura con fluidez, percibir tu vitalidad y gozar de tu propio organismo, de tu esencia.
      Si este trabajo te da sueño es que necesitas dormir porque no has descansado lo suficiente, en este caso lo mejor es una buena cama, para dormir profundamente incluso con pijama.
      Un saludo, Paco.

  46. Sílvia Gutiérrez Comes dijo:

    El día 1 de octubre de 2014 realizé en el INEFC de LLeida una sesión de “gimnasia de la felicidad” con Paco Lagardera.
    La verdad es que mi primera reflexión mientras estaba tumbada en el suelo sientiendo mi cuerpo, fue muy clara: vivimos demasiado deprisa. No nos tomamos suficiente tiempo de calma y serenidad para nosotros mismos, para encontrarnos, escucharnos y sentirnos. Pienso que es importante tener más momentos de libertad personal.
    Mientras estábamos todos juntos en la sala pensé en las personas que no tienen el placer de experimentar estas sensaciones con su cuerpo para vivir con mayor bienestar y plenitud.
    A medida que iba pasando la sesión, las tensiones descubiertas en los primeres ejercicios iban desapareciendo. De este modo aparecían en mi sensaciones de tranquilidad y relajación plena. La sensación de conectar conmigo misma fue inexplicable. Mi cuerpo dejaba de sufrir para vivir en paz y calma.
    Gracias por compartir con nosotros tu experiencia.
    Un abrazo.
    Silvia

    • Querida Silvia piensas demasiado, al menos parece que lo hiciste en la clase de educación física que tuve el privilegio de compartir contigo y con tus compañeros.
      Si consideras importante disponer de momentos de libertad personal lo tienes muy fácil. Una manta o una alfombra y tumbarte en el suelo cada día un ratito para desanudarte, estirarte y sentirte fluir con espontaneidad y libertad. Tan bueno, bonito y barato como esto. En vez de llegar a casa y tumbarte en el sofá, al suelo. En vez de enchufar la televisión y regalar al aparato tu atención, al suelo y a disfrutar de ti misma. No hay que pensar tanto y actuar más, aunque de manera consciente.
      “La sensación de conectar conmigo misma fue inexplicable”, efectivamente muy pocas cosas existen en la vida comparable a esa conexión a la que haces referencia, que no es más ni menos que una conducta motriz centrada, la llave maestra de tu felicidad.
      Cuando te entrenes de manera cotidiana y consciente muy pronto gozarás con el auténtico néctar de la vida, con tus propias sensaciones alumbradas con la luz de tu conciencia y aumentadas por las lentes de tu atención plena.
      A disfrutar y buena suerte, Paco.

  47. Las sensaciones experimentadas después de la sesión de gimnasia de la felicidad guiada por el profesor Paco Lagardera el pasado miércoles 1-10-2014 en el INEFC Lleida, han sido al final muy agradables y tranquilizadoras.
    En el primer ejercicio, que consistía en desplazarse libremente y en silencio por el tapiz, estaba un poco cohibida al inicio porque no sabia muy bien qué hacer y esto me provocaba un gran nerviosismo. A medida que pasaba el tiempo este ejercicio lo iba encontrando un poco aburrido y mi actitud empezó a ser un poco de pasotismo. Eso ha sido debido a que no he llegado a entender cual era el objetivo que se perseguía. Pero cuando se ha modificado el ejercicio y podíamos desplazarnos libremente pero haciendo lo que queríamos, estaba más cómoda y entretenida porque podía hablar.
    En el segundo ejercicio, el que consistía en hacer un masaje al compañero reconociendo todas las curvaturas de su cuerpo, me he sentido muy cómoda y me ha provocado una gran tranquilidad cuando yo hacia el masaje y cuando me lo hacían.
    Por último, en el ejercicio por parejas espalda contra espalda también me he encontrado muy cómoda.
    Realmente ha sido un placer poder asistir a esta clase.
    Muchas gracias Paco.
    Belen

    • Belén, esto que afirmas: “Pero cuando se ha modificado el ejercicio y podíamos desplazarnos libremente pero haciendo lo que queríamos, estaba más cómoda y entretenida porque podía hablar”, es un claro indicador de que no lograste centrarte.
      Cuando una persona está centrada en sí misma no tiene necesidad de hablar con nadie, es más, este tipo de comunicación le molesta y descentra.
      Lamentablemente para ti te has acostumbrado a vivir con el ruido incesante de tu mente y por esto tu aburrimiento, tu pasotismo, tu disgusto o tu falta de interés al no entender nada.
      No había nada que entender, absolutamente nada, puesto que todo lo que se propuso en clase ya lo sabías hacer. Tan solo tenías que centrarte para lograr conectar con tu sentir, contigo misma, con tu pálpito vital. ¿Es tan difícil? Para alguien que prefiere vivir en el ruido y además le gusta, más que difícil resulta imposible.
      Lo siento por ti porque te pierdes lo mejor de la vida, tu misma en profundidad y sin mediadores.
      Buena suerte, porque la necesitas, y mucho, Paco.

  48. Miquel Àngel Ferrer dijo:

    Aquí dejo mi testimonio después de que Paco Lagardera nos diera una clase de lo que denomina “gimnasia de la felicidad” el pasado 1/10/2014.
    Después de la clase, mis sensaciones fueron impresionantes, me sentía muy relajado, cómodo, feliz, me daban ganas de ir a abrazar a la gente, de acariciarla como si todo el mundo fuese mi íntimo amigo. Es verdad que hubo momentos en que mi cuerpo se tensó, como por ejemplo en el último ejercicio que era con el compañero, y sentí un poco de incomodidad y de tensión excesiva, pero eso tiene que servir para que uno se escuche más e intente aprender de las necesidades de su cuerpo para ir adoptando y trabajando posiciones tan naturales como estar de pie o sentarse en el suelo, que no impliquen un suplicio.
    La verdad es que vivimos en un mundo donde las vibraciones, el ruido o la contaminación…, son nuestro día a día y nunca nos paramos a pensar como está nuestro cuerpo, sino al contrario, vivimos como máquinas, lo tenemos todo planificado, programado, parece que tengamos algo que nos impida ir despacio, siempre vamos de aquí para allá rápido, deprisa, sin pensar ni reflexionar, obedeciendo órdenes o simplemente leyes no establecidas por la sociedad. Por esto estas clases van muy bien para pararse y escucharse a sí mismo y por una vez en la vida mirar con tranquilidad lo que quiere y necesita el cuerpo. A mi me gusta escucharme y creo que la gente tendría que intentar escucharse un poco más.
    Miquel Àngel Ferrer Ginard

    • Apreciado Miquel Àngel afirmar que “me sentía muy relajado, cómodo, feliz, me daban ganas de ir a abrazar a la gente, de acariciarla como si todo el mundo fuese mi íntimo amigo” es una muestra de alegría y entusiasmo vital extraordinario.
      Celebro encontrar a personas tan bien predispuestas hacia la exploración motriz y el redescubrimiento de los maravillosos tesoros que ha depositado en nuestra motricidad la vida.
      Realmente es una pena que una gran mayoría de la población, incluidos profesores de educación física, se instalen en la queja o se dediquen a pedir limosna, sin abrir el baúl de sus tesoros utilizándolo como taburete para sentarse. Por esto es de suma importancia que convirtamos nuestra práctica motriz cotidiana y consciente en el mejor laboratorio de nuestras experiencias motrices para transmitir a los demás esta buena nueva.
      Depende de personas como tu, ánimo y adelante, Paco Lagardera

  49. Tomeu Salvà Aguilera dijo:

    Sensacions experimentades en la sessió realitzada amb Paco Lagardera el passat dimecres 1 d’octubre de 2014 a l’INEFC Lleida:
    No se gaire be com explicar les meves sensacions dins aquesta sessió practica, ja que en tot moment he pogut gaudir de unes sensacions de calma completa, tant exterior, com interior, arribant en la primera activitat a moments de soledat i benestar amb mi mateix.
    Apart de aquest relaxament, he pogut notar que disminuïa la meva tensió corporal des de la zona lumbar fins la zona cervical, quasi pareixia que havies de creixer alguns centímetres un cop acabada la sessió. Ha estat una sensació molt plaentera notar l’extensió de la esquena del company i com lentament aconseguia un relaxament total.
    Tomeu

    • Tomeu, resulta fantástico leer tu texto y comprobar que te sentiste crecer al ajustar tu postura y al ayudar a ajustar la del compañero. En realidad es exactamente lo que ocurre, pues puede constatarse con una cinta métrica antes y después de cada sesión.
      Sentirse en armonía con uno mismo es uno de los mejores regalos que se pueden recibir de la vida. Que lo hayas experimentado tan joven y desde la inexperiencia previa te facilita mucho el camino hacia la felicidad personal.
      Que lo aproveches y lo goces, Paco.

  50. Javier Villalba dijo:

    En la sesión impartida por Paco Lagardera en el INEFC de Lleida el 1-10-2014 he experimentado las siguientes sensaciones:
    Me he sentido raro en los primeros ejercicios realizados ya que nunca había vivido una clase de características semejantes. Poco a poco han ido aparecienco en mi sensaciones de relajación y mucha paz, ya que no tenía ningún otro estímulo que me distrajera, sólo tenía que estar pendiente de mi propio cuerpo. El nivel de relajación ha estado mayor cuando hemos trabajado con masajes y ejercicios que consistían en desanudarse igual que un niño pequeño.
    Javier

    • Javier, a pesar de tu extrañeza inicial has logrado adaptarte con eficacia y desanudarte como un niño pequeño pero iluminado por la conciencia de una persona adulta.
      Bravo, ha sido un excelente logro, a partir de ahora lo puedes repetir en tu casa cuando quieras, si realmente deseas volverte a sentir así de bien.
      Un saludo, Paco.

  51. Susana Sans Juan dijo:

    “Vivimos de nuestras experiencias. Todo lo que experimentamos nos hace sentir, crecer y vivir…”
    Voy a escribir las sensaciones experimentadas en la sesión de Gimnasia de la Felicidad que tuve la oportunidad de vivenciar en INEFC Lleida con Francisco Lagardera el 1-10-2014.
    Conocer nuestro cuerpo, escucharlo y amarlo es la base de la salud y la felicidad con una misma. No es un trabajo fácil, requiere concentración, predisposición y también práctica. Empecé Danza Contemporánea y Creativa hace 4 años y con el tiempo aprendes a escuchar cada vez más las necesidades del cuerpo, te haces consciente de la importancia de cuidarse una misma y buscar el equilibrio entre el bienestar físico, psíquico y emocional.
    Cuando nos iniciamos en una práctica de identificación propia y con los demás, donde la respiración, cada acción motriz y las sensaciones corporales se perciben de manera consciente, puede resultar incómodo al principio, sobre todo concentrarse. Pero la verdad es que cualquier persona se estira, ya sea en el sofá, cuando siente alguna molestia o cuando se tienen agujetas…, y a todos nos produce una buena sensación y bienestar.
    Mis sensaciones han sido muy positivas. Acostumbro a estirar unas cuantas veces a la semana, y también estar presente en mi respiración cuando realizo los ejercicios de mi entrenamiento, pero hacía bastante tiempo que no disfrutaba de un momento de expresión libre de mi motricidad, espontáneo y fluido, y ahora siento una enorme inquietud por retomar estas prácticas motrices introyectivas, sea la danza, la expresión motriz o el yoga, que me ayudan a encontrar el bienestar y los pensamientos positivos.
    Muchas gracias por esta experiencia. Susana Sans

    • Celebro encontrar una persona como tu, Susana, con larga experiencia en la práctica de la atención plena en las prácticas motrices, cualquiera que sean. Eres conocedora de los múltiples beneficios que se alcanzan de manera muy sencilla explorando la propia motricidad de manera espontánea y fluida. Este conocimiento está en ti, puedes utilizarlo o no. Mi recomendación es que lo utilices todos los días porque iniciarás un maravilloso camino de perfección y bienestar personal que te acompañará a lo largo de toda tu vida.
      Que lo disfrutes con gozo, Paco.

  52. Enoc Orús Gallego dijo:

    El pasado miércoles (1/10/2014) tuve la oportunidad de participar con mis compañeros del INEFC en una sesión de “gimnasia de la felicidad” dirigida por Paco Lagardera y he de decir que experimenté sensaciones que no esperaba para nada.
    Siempre he sido bastante tímido y me ha costado olvidarme de lo que los demás podían pensar de mí, motivo por el cual no fui capaz de soltarme en los primeros ejercicios haciendo imposible el poder disfrutarlos del todo. Sin embargo, conforme iba pasando el tiempo y animado por el clima positivo que se había creado, conseguí ir dejándome llevar y olvidarme de los demás para poder centrarme únicamente en mí, en sentirme bien. Al terminar me sentí muy diferente de como había llegado; había pasado de estar cansado y agobiado a encontrarme relajado y animado.
    Gracias por dedicarnos ese tiempo y ayudarnos a conocernos mejor y a ser más felices.
    Un saludo,
    Enoc

    • Enoc, no creo que hayas sido alguna vez tímido, probablemente has experimentado ciertas situaciones de la vida social con timidez por falta de confianza en ti mismo, pero esto es normal.
      Sin embargo afirmas que “conforme iba pasando el tiempo … conseguí … olvidarme de los demás para poder centrarme únicamente en mí, en sentirme bien”, lo cual significa que lograste el objetivo básico y primordial de la experiencia, centrarte en ti mismo. Esto es difícil que lo logre una persona tímida, insegura y con miedo al ridículo. Esa persona indudablemente no eres tu.
      Gracias por lograr transformar tu agobio y cansancio en ánimo y relax a lo largo de la clase, algo que tan solo está al alcance de unos pocos y muy expertos.
      Un saludo, Paco.

  53. Sheila Avilés Castaño dijo:

    El día 1 de octubre de 2014, tuve la oportunidad de realizar una sesión de Gimnasia de la Felicidad en el pabellón de INEFC Lérida con Francisco Lagardera.
    Fue una clase original que no había experimentado antes y la verdad es que me sorprendió. Creo que es la base para poder conocernos a nosotros mismos y también para conocer al resto del grupo, dejando los prejuicios y alejando la vergüenza.
    Al principio de la sesión intentamos concentrarnos en nuestro propio cuerpo, escucharlo y sentirlo, cosa rara en nuestro día a día, ya que no nos prestamos atención ni escuchamos qué le pasa a nuestro cuerpo. Una vez nos encontramos a nosotros mismos y nuestra postura corporal, a explorarnos, pasamos a descubrir la interacción con el resto del grupo alejando la vergüenza y mostrándonos todos en las mismas condiciones. Lo que más me llamó la atención es que conseguí abrirme e interaccionar con personas con las que nunca había hablado.
    En la segunda actividad del masaje en pareja, al desarrollar los diferentes roles experimenté sensaciones diferentes. Por una parte, cuando era yo la que exploraba a mi compañero al tener confianza con él, intenté concentrarme y simplemente palpar y sentir su cuerpo, transmitiendo una calma y creando un clima relajado entre los dos, sólo intentaba “desconectar del pabellón” y trasmitirle mis sensaciones, a veces los gestos hablan más que las palabras. Por otra parte, cuando recibí el masaje me dejé llevar totalmente y me aislé del mundo, estaba relajada y tranquila, me sentía querida al sentir que otra parte corporal alcanzaba mi cuerpo y era de una manera armónica.
    El ejercicio de “desanudarse” me ha encantado, creo que es una actividad que deberíamos llevar a cabo diariamente, soy de las que le gusta explorar y conocerse, pero la sociedad y el tiempo a veces nos impide hacerlo aunque suene a excusa. En esa actividad conseguí otra vez desconectar, no pensé en si me estarían observando y que se reirían de mí, alejé ese miedo, lo dejé apartado y empecé a soltarme y a hacer lo que me apetecía como una niña pequeña, estaba dirigiendo y realizando en cada momento lo que mi cuerpo me pedía e intentaba disfrutar haciéndolo, otra vez estaba escuchando a mi cuerpo.
    En definitiva, una de las clases de Educación Física más originales que he hecho y que creo que se deberían impartir en los equipos para ganar confianza y cohesión, una conexión más allá de las palabras, una conexión entre cuerpo y mente que nos relaja y nos hace sentir libres y felices. Gracias por la sesión.
    Sheila

    • Sheila te felicito por la experiencia tan positiva que lograste vivir. Voy a seguir el hilo conductor de tus palabras, pues con ellas sobran las explicaciones. “Lo que más me llamó la atención es que conseguí abrirme e interaccionar con personas con las que nunca había hablado”. Fantástico logro que se debe a tu actitud abierta y a tu conducta motriz centrada.
      Siempre que una persona logra centrarse en sí misma puede conectarse a la dicha de vivir, sea la experiencia que sea: “Cuando recibí el masaje me dejé llevar totalmente y me aislé del mundo, estaba relajada y tranquila, me sentía querida al sentir que otra parte corporal alcanzaba mi cuerpo y era de una manera armónica”.
      La exploración motriz solo adquiere pleno sentido cuando actúas como cuando eras un bebé pero ahora, de adulto, siendo plenamente consciente: “Empecé a soltarme y a hacer lo que me apetecía como una niña pequeña, estaba dirigiendo y realizando en cada momento lo que mi cuerpo me pedía e intentaba disfrutar haciéndolo, otra vez estaba escuchando a mi cuerpo”.
      Así es, otra vez estabas conectada a ti misma, a lo más profundo de tu mismidad, haciendo caso omiso de los arquetipos, juicios y prejuicios que fabrica la mente constantemente.
      ¡Bravo por tu conexión sensitiva! Este y no otro es el camino hacia el perfeccionamiento personal y la felicidad.
      Enhorabuena y buena suerte, Paco.

  54. Luis Ramírez Torres dijo:

    En la sesión realizada el pasado miércoles (1.10.2014) en el INEFC de Lleida, experimenté la Gimnasia de la Felicidad y las sensaciones que mi cuerpo notó fueron las siguientes:
    Primero de todo decir que el clima que tuvo no era demasiado bueno ya que muchos compañeros se distraían, hablaban y eso cambió el ritmo de la sesión.
    En los ejercicios del inicio, sentía relajación, libertad, autonomía para hacer las conductas motrices que mi cuerpo me pedía, tranquilidad, paz y armonía con mi cuerpo.
    En la parte de masajes, como receptor me sentí tranquilo, confiado por las acciones que mi compañero me hacía hacer; en cambio al tomar el rol de “masajista”, me sentí tranquilo ya que el compañero me transmitía confianza a la hora de hacerle manipulaciones por las cadenas posteriores y extremidades.
    Finalmente, en el ejercicio que nos masajeábamos espalda con espalda, noté una gran diferencia entre uno y otro, al ser el segundo más tranquilo y fluido, me noté muy cómodo y relajado debido a la calma y confianza que me generaban sus conductas motrices.
    Gracias Paco, por transmitirnos tanto durante la sesión.
    Luis Ramírez Torres

    • Enhorabuena Luis, pues a pesar de las distracciones y ruidos provocados por algunos compañeros que dejan pasar las oportunidades que regala la vida para seguir aprendiendo y creciendo, fuiste capaz de centrarte y llevar a cabo conductas motrices sostenibles que te proporcionaron sensaciones muy gratificantes.
      En todas las situaciones sociomotrices hay que esforzarse por adaptarse a las otras personas y aprovechar cualquier contingencia para experimentar vivencias óptimas. Dejarse fluir en contacto con otra persona es un proceso de exploración motriz inédito e imprevisto, por lo que hay que estar preparado para cualquier sorpresa, con el fin de aprovechar la energía que se desprende en cada situación motriz.
      Un saludo, Paco.

  55. David Mercadal dijo:

    Comentari sobre la sessió realitzada per Paco Lagardera, el passat dimecres 1 d’octubre de 2014 a l’INEFC Lleida:
    Sense dubtes, la pràctica realitzada ha tingut efectes positius per a mi. Les sensacions de saber escoltar el teu cos i arribar a sentir-lo, t’ajuda a concentrar-te el màxim amb tu mateix i deixar de banda, per uns moments, tots els factors externs que t’envolten. Com deia Paco, nosaltres som els qui coneixem millor el nostre cos, som els millors metges o fisioterapeutes. Per tant, em posiciono a favor d’aquestes pràctiques per la necessitat imperiosa de CUIDAR el nostre cos, ja que ell és qui ho suporta tot i ens condueix per la vida. Segurament sigui dels únics moments que realment ens centrem amb ell i escoltem el que ens transmet.
    Pel que fa als exercicis, els tres blocs m’han semblat interessants, uns més agradables i motivadors que d’altres però tots realment beneficiosos per nosaltres. Destacaria tant el massatge per parelles com el “desanudarse”, sobretot, per la tranquil•litat, relaxació i plaer que m’ha proporcionat.
    Gràcies Paco, una plaer haver pogut estar present a la teva última sessió. Sort!

    • Felicidades David por haber vivido una experiencia positiva en clase, mientras otros compañeros realizando los mismos ejercicios lo han pasado mal.
      Concentrarse en sí mismo y relativizar todos los ruidos y estímulos exteriores que te rodean, es un signo inequívoco de que has logrado centrarte. A partir de ese momento todas las conductas motrices que pusiste en juego sobre el tapiz del pabellón generaron en ti sensaciones de placidez y bienestar. No hay milagros. Tan solo una actitud centrada y una excelente capacidad de adaptación.
      Ahora puedes emprender un largo y provechoso proceso de perfeccionamiento personal centrándote en ti mismo para cuidar de tu vida y gozarla en plenitud.
      Paco

  56. Elena Llobera dijo:

    En la sessió de dimecres 1-10-2014, vam ficar en practica la “gimnastica de la felicitat”, un tipus de sessió que mai havia practicat i va ser molt diferent de qualsevol altra sessió d’educació física que hagi fet mai.
    En el primer exercici (desplaçaments lliures pel tapís) me he sentit tranquil•la i relaxada a més s’ha creat vincles de confiança amb la gent de la classe, hem sigut molt lliures de trobar-nos amb qualsevol i tenir un primer contacte.
    En el segon, quan feia d’exploradora, no sabia massa que fer i estava insegura, però quan he vist que l’altra persona es deixava portar per mi i tenia confiança, me he trobat més còmoda i segura. En canvi, quan feia de receptora he estat tota l’estona relaxada, tranquil•la i totalment confiada de la persona que m’estava manipulant.
    Al principi de l’últim exercici me he sentit una mica estranya, però poc a poc me he anat relaxant i fent allò que tenia ganes de fer, però se m’ha fet una mica llarga ja que al final ja no sabia que fer, tots els desplaçaments que m’apetien ja els havia fet.
    Elena

    • Elena, cuando una persona se tumba en el suelo y no sabe qué hacer, pues todo lo que le apetecía hacer ya lo ha hecho, es un signo inequívoco de que ya ha sido apresada por la mente y está siendo gobernada por arquetipos, ideas preconcebidas y prejuicios.
      Cuando una persona está centrada y tumbada en el suelo está sintiendo su propia vida y se desplaza o no según las necesidades y pulsiones de su cuerpo, no de su mente, la cual está en stand by porque se ha quedado sin energía psíquica. Empezar a desanudarse es un proceso ilimitado, infinito, jamás termina a no ser por la servidumbre del reloj, pues se entra en un estado de flujo constante consigo mismo cuya belleza y bienestar es muy difícil de expresar.
      Buena suerte, Paco

  57. Aitor Gasent Herena dijo:

    En referencia a la clase del pasado 1 de Octubre del 2014, realizada en INEFC Lleida y guiada por Paco Lagardera, mis sensaciones a lo largo de la sesión han sido muy diversas, pero destacaría las experimentadas con los ejercicios de respiración consciente y desanudarse, que han sido de tranquilidad y fluidez.
    Aitor

  58. Laura Pelegri Guilleme dijo:

    Durant les diferents activitats proposades en la sessió de “gimnasia de la felicidad” realitzada el passat dimecres 1 d’octubre a les instal·lacions d’INEFC, vaig experimentar diverses sensacions i sentiments. Doncs, durant la primera activitat, per exemple, la qual consistia en realitzar diversos desplaçaments per el tapís (caminant, corrent, de puntetes..) amb salutacions amb els companys incloses, he d’admetre que en primer instant em notava estranya ja que no estic acostumada a realitzar accions similars, però a mesura que el temps anava passant, em trobava molt més lliure, relaxada i tranquil·la damunt del tapís. Respecte l’activitat del massatge a un company mitjançant diferents parts del cos, em va agradar molt ja que trobo que a la vegada que el company es relaxa i es descarrega, tu, com exploradora, et mostres creativa i curiosa amb el que es pot arribar a fer amb diferents parts del cos. Pel que fa les activitats de respiració i estirament he de dir que em van anar molt bé, mentre que finalment amb l’activitat lliure de desplaçar-se per el terra, tot i que el principi em notava indecisa de no saber ben be que fer, finalment em vaig notar relaxada i còmode.
    En conclusió, vam gaudir d’una gimnasia diferent i a la qual no hi estem acostumats.
    Salutacions
    Laura

    • Me complace comprobar que tus dudas e indecisiones las pudieras transformar en comodidad y confianza. Tu y solo tu dispone de este poder, no lo tiene la gimnasia de la felicidad, ni ninguna otra gimnasia del mundo. El poder está dentro de ti, lo puedes utilizar o no, de ti depende exclusivamente.
      Las situaciones motrices propuestas en la medida que eran novedosas para ti, según comentas, podrían haber estimulado tu curiosidad para adaptarte cada vez mejor, en vez de bloquearte o de sentirte extraña.
      La vida ofrece constantemente oportunidades para descubrir en cada ser nuevas posibilidades de acción, mejoradas y más competentes, pero hay que aceptar estas invitaciones de la vida para seguir creciendo, pero si se dejan pasar el tiempo es inexorable y pasa, aunque la experiencia haya significado un borrón o una página en blanco.
      Decídete a escribir tu propia historia motriz, vale mucho la pena, Paco.

  59. Aaron Rillo Albert dijo:

    La sessió d’avui dia 01/10/2014 de “Gimnàstica de la felicitat” ha sigut força interessant, ja que mai havia realitzat una sessió d’aquestes característiques.
    El primer exercici “Desnursar-se”, he pogut notar totes les parts del cos amb contacte amb el terra, així com l’estirament de tots els meus músculs i una gran llibertat. Aquest exercici m’ha ajudat a sentir el meu cos, així com les posicions que aquest necessita per estirar-se, tot i que en alguns casos aquestes posicions siguin un poc compromeses. El que més m’ha agradat ha sigut el moment en que he deixat de pensar per concentrarme en realitzar les conductes motrius que el cos hem demanava, amb sensacions agradables, de tranquil•litat i relaxat. En canvi, en l’activació, m’he sentit inquiet i tens.
    El segon exercici “Massatge entre companys”, on hem realitzat l’estirament de les cadenes musculars posteriors, m’he sentit totalment relaxat, lliure i amb una gran tranquil•litat. Crec que és molt relaxant, que una altra persona et realitzi l’estirament al mateix moment en que et realitzar un massatge, això et fa que sol et centres amb les sensacions del moment. Sincerament, m’he relaxat tant, que quan el company m’ha incorporat i he obert els ulls estava una mica desorientat.
    Finalment, l’últim exercici del massatge d’esquena contra esquena amb un company, ha sigut el que menys sensacions m’ha transmès dels tres, tot i que si que he pogut sentir totes les meves parts de l’esquena amb contacte amb les altres parts del company i això hem trametia sensacions d’estirament.
    Gràcies per aquesta classe Paco.
    Aaron.

    • Aaron cuando has dejado pasar los pensamientos y te has concentrado en realizar las conductas motrices que te pedía tu cuerpo, has fluido con armonía y bienestar. En cambio, cuando has dejado algún resquicio para que la máquina insaciable de fabricar pensamientos, que es la mente, se alimentara con tu energía, la inquietud, la tensión o el malestar han aflorado en ti.
      No hay más cera que la que arde, las conductas motrices centradas son las responsables de tu bienestar, de tus éxitos y de tu felicidad, de modo que manos, pies, cabeza y tronco a la obra y a disfrutar de una motricidad libre y plena de gozo.
      Mucha suerte, Paco.

  60. Aina Jorba dijo:

    En la sessió del passat 1 d’octubre impartida a l’INEFC per el professor Paco Lagardera, vam treballar una sèrie d’exercicis físics enfocats a trobar una certa harmonia i benestar.
    Els primers exercicis, en els quals treballavem la bipedestació experimentant amb la cadera en retroversió, les sensacions predominants van ser principalment d’una major presa de consciencia corporal i de tranquil•litat general. El fet de concentrar-me en la forma de caminar i la postura i el contacte amb el terra i adoptar una postura diferent a l’habitual, van produït un cert cansament puntual.
    En la segona activitat d’exploració i massatge amb els companys, la sensació predominant va ser de connexió amb l’altra persona, ja que a través de la teva exploració en la seva esquena aconsegueixes que es rel•laxi. El fet que el company descarregués el seu pes en tu em va provocar un cert cansament en algun moment, però és una sensació que va afavorir molt la connexió entre ambdós. En la recepció del massatge, les principals sensacions van estar d’alliberació, de benestar i de rel•laxació.
    En l’últim exercici de desanudar-se, vaig notat una gran tranquil•litat i la llibertat de poder realitzar les conductes motrius que jo volgués, sense sentir vergonya, tan sols em centraba en mi mateixa.
    Aina

    • Aina, celebro que lograras conectar contigo misma y centrarte: “tan sols em centraba en mi mateixa”, pues era precisamente esto lo que se tenía que conseguir con la experiencia propuesta.
      Ahora estás en condiciones de volver a experimentar la exploración motriz para recuperar todo el arsenal de conocimientos que atesora tu cuerpo, pero iluminándolos con la luz de tu conciencia, lo que implica un salto evolutivo de gran relevancia.
      Deja ya de copiar y repetir lo que hacen los demás y transforma tu experiencia diaria en el mejor laboratorio motor del mundo, exclusivo para tu servicio.
      Constancia, paciencia y mucha suerte, Paco.

  61. Eric Beltri dijo:

    El otro día (1-10-2014) conocí la practica deportiva sin dolores ni molestias, la sesión que nos brindó Paco me abrió los ojos a otro tipo de gimnasia, una en la que durante su realización me sentía libre, relajado y sin nudos.
    Al realizarse la sesión a la primera hora de la mañana, ni mi mente ni mi cuerpo estaban activos, por lo que me ha sido difícil mantener la concentración para realizar las tareas marcadas por el profesor.
    En los ejercicios donde se sugería respirar de diferentes maneras, me he dado cuenta de la variedad de respiraciones que se pueden hacer. ¿Respirar por los riñones? Es algo que nunca había oído y al principio me parecía una cosa rara, al probarlo noté una relajación en la parte lumbar que nunca había experimentado.
    En los ejercicios de suelo no estaba centrado o simplemente no sabia qué hacer, miraba a los compañeros y algunos de ellos tomaban posturas desconocidas para mi.
    Al terminar esta sesión me he sentido muy relajado, tanto física como mentalmente. Gracias Paco.
    Eric

    • Eric, no sé que es lo que estás estudiando en el INEFC pero me sorprende mucho lo que afirmas ya que el mejor momento del día para realizar cualquier tipo de práctica motriz, si se realiza de manera consciente, es siempre la primera hora de la mañana, cuando el cuerpo está descansado y la atmósfera limpia y oxigenada. Al amanecer la vida ofrece las horas de mejor calidad, mientras que por la tarde y por la noche las horas son de muy baja calidad, horas basura, impropias para cualquier ejercicio físico que pretenda ser provechoso y saludable.
      De modo que si a primera hora de la mañana te resulta difícil centrarte en ti mismo, puedo asegurarte que en horario posterior te resultará mucho más difícil. Esto si, para el ruido, la desatención o el capricho no se requieren horarios de calidad.
      Para lograr una exploración motriz fluida es condición previa centrarse en sí mismo. No lo lograste, he ahí el origen de tus despistes, dificultades y distracciones.
      Otra vez será, si la vida así lo permite. Buena suerte, Paco.

  62. David Pozo Gallego dijo:

    Sensaciones de la sesión “Gimnasia de la Felicidad” (1 de octubre de 2014, 4º curso) con Paco Lagardera.
    1º Desanudarse: Me he sentido bastante desinhibido, tranquilo y con una gran desconexión (sobre todo a nivel mental).
    2º Activación: He sentido un poco de indiferencia, ya que la activación después de un ejercicio que me ha aportado tranquilidad y relax, no la he conseguido encontrar, básicamente porque no me apetecía.
    3º y 4º Relajación de las cadenas posteriores y masaje: Son las actividades en las que mayores sensaciones positivas he sentido ya que al marcar algo más las pautas sobre la actividad, encontraba más sentido en lo que realizaba.
    5º Respiración en grupo: No me ha aportado gran cosa.
    David

    • David, se trataba de conectarse a sí mismo, de utilizar la energía psíquica para sentirse mejor, para realizar la experiencia centrado.
      Tu actitud me resulta incomprensible e intolerable en un estudiante universitario cuya permanencia en un centro como el INEFC cuesta tanto dinero a sus padres y a los contribuyentes. Hay millones de personas en el mundo ahora mismo que tienen que hacer muchas cosas cada día que no les apetece hacer, sin embargo no tienen más remedio, mientras tu no tienes empacho en escribir: “básicamente porque no me apetecía”.
      Considero que tienes que dar gracias a la vida cada día al acostarte y al despertarte, por tener la inmensa fortuna de vivir donde vives y que la sociedad y familia que te acogen y cuidan te posibiliten dedicarte a la educación física.
      Por favor, cambia de actitud si deseas dedicarte al hermoso ámbito de la educación física, en donde la ilusión y la pasión por aprender y superarse son una constante cotidiana y el “no me apetece” está completamente desterrado de su universo.
      Un saludo, Paco.

  63. Francesca Duran Servera dijo:

    Hola, l’altre dia vaig realitzar la sessió amb Paco Lagardera (1/10/2014). Després de realitzar la sessió les meves sensacions foren aquestes:
    1. Desanudar-me: he notat que no totes les parts posteriors del meu cos tocaven al terra fins que no he relalitzat diferents desplaçaments. El professor ens demanava que no pensessim i jo en cap moment ho he pogut fer, perquè estava més pendent de que els estiraments que realitzava no fóssin els típics que realitzo després d’una sessió d’entrenament.
    2. Estirament de les cadenes musculars posteriors: la part superior del meu cos si que estava relaxada però la part inferior, les cames, tant isquiosurals i bessons, no ho estaven gens.
    3. Massatges d’esquena entre companys. Ha estat l’exerici que més m’ha agradat i que no m’he notat nerviosa ni coihibida com en els altres exercicis.
    Com a reflexió respecte aquest tipus d’educació física, dir que totes les persones hem de ser capaç de fer-les perquè arribem a aquest món sabent-les fer i amb l’edat, la societat i la cultura que se’ns imposa, arriba un moment que “no ho sabem fer” o que no ens atrevim a fer-les. Ara bé, en la meva opinió, el temps de lleure, és aquell que la persona ho gaudeix i el gaudeix fent allò que li agrada, i pel meu gust aquestes són activitats molt lentes. Per gaudir del meu temps lliure necessito més intensitat, fer-ho amb més gent i interactuar.
    Tot i això, és essencial tenir el màxim de visions dels diferents tipus d’activitat física. Aquesta no l’havia feta mai, i m’ha enrriquit com a professional, per tant, un a vegada més, Gràcies per transmetre’ns part de tot el que saps Paco.
    Xisca.

    • Xisca, en la medida que sigas aferrada a tus pensamientos te será muy difícil centrarte en ti misma y experimentar el proceso de exploración motriz que te sugería probar en clase.
      Tan solo cuando logres centrarte en ti misma y aprovechar la energía psíquica de tu mente para centrarte en cualquier parte de tu cuerpo, te será posible fluir en armonía con tu cuerpo, con la esencia de tu vida. En el momento que lo logres si será posible, sin ningún esfuerzo ni pensamiento, fluir con armonía y lentitud redescubriendo rincones de ti misma que iluminados con la luz de tu conciencia te proporcionarán momentos de intensa felicidad.
      Que así sea, pues tratándose de una futura profesional de la educación física no lograr experimentar con soltura un proceso tan natural, sencillo y gratificante como este, sería un indicador muy preocupante. Bien al contrario, espero que goces de desanudarte cada día de tu vida, en público o en privado, en el suelo, sentada o de pie. ¡Viva la buena calidad de vida!
      A tu salud, Paco.

  64. En la sesión realizada en clase sobre la “gimnasia de la felicidad”, puedo decir que ha sido de las más productivas que he experimentado. He tenido una serie de sensaciones nuevas, un nuevo autodescubrimiento, cosa a la que no estoy acostumbrada.
    Realizando esta sesión me he sentido libre, independiente y tan fuerte como vulnerable. Digo fuerte, porque una sesión como esta me hace creer en el cambio, en el cambio de hábitos, en lograr gestionar mejor el estrés social. Y evidentemente vulnerable, porque para mí es un autodescubrimiento de un mundo que desconozco y que tengo a mi disposición para explorar. El hecho de liberarme de la presión social, del miedo de lo que pensaran los ajenos o de sentirte diferente de los demás, me hace sentir más libre y fuerte.
    Por otro lado, no puedo evitar sentir frustración al notar que soy una más de aquellas personas que vivimos sin detenernos a pensar. Vivimos cada día como si fuera el mismo de ayer. Y esperamos a que el mañana resulte mejor que hoy. Por eso cuando hicimos el ejercicio de caminar poco a poco y Paco nos dijo: “hacer este paso como si fuera el primero de vuestra vida” me sentí realmente con ganas de detenerme y pensarlo en más momentos de la vida y en todos los ámbitos, para saber disfrutar de todo aquello que vivimos.
    Sin duda, me llevo un aprendizaje que me gustaría desarrollarlo más ampliamente y poder ponerlo más en práctica. Creo que una sesión como esta se puede aplicar en todos los ámbitos de la actividad física. Creo necesario aplicarlo en educación para que los más pequeños aprendan a vivir tranquilos dentro de este mundo de cambios. En el deporte de alto nivel se podría aplicar ya que los deportistas de élite también necesitan confianza y calma para liberarse de la presión mediática, social y por la propia exigencia, lo que provoca que obtengan menores competencias y rendimiento. Finalmente, creo que es un procedimiento perfecto para encontrar el equilibrio entre mente y cuerpo, ya que de este modo se puede lograr ser más eficaz físicamente, como por ejemplo, mejorando nuestra respiración.
    Gracias, Nora Marcilla

    • Nora, recojo una frase tuya especialmente clarividente: “El hecho de liberarme de la presión social, del miedo de lo que pensaran los ajenos o de sentirte diferente de los demás, me hace sentir más libre y fuerte”. Efectivamente, en la medida que eres capaz de centrarte en ti misma y relativizar la opinión de los demás, vas acumulando autoconfianza y autoestima, dos joyas de la vida que hay que mantener siempre limpias y relucientes.
      Para poder disfrutar de cada paso hay que empezar por el primero, por sentir con plena consciencia las sensaciones que desprende cada pisada cuando se efectúa con lentitud y atención. En esta sociedad se vive instalados en el ruido constante, de manera que permitirte momentos y espacios para ti, para tu cuidado personal, es una perentoria necesidad. Al mismo tiempo, por dedicarte a la educación física, vas a descubrir en ti misma, en tu propia exploración motriz, el mejor laboratorio posible para adentrarte por el ámbito de la acción motriz, el saber específico y pertinente de este área del conocimiento acumulado por la cultura humana.
      Adelante y a seguir perfeccionándote y gozándote, la vida es bella, muy bella. Paco

  65. Carlos Romero dijo:

    En relación a la sesión del día 1/10/2014, que tuvo lugar en el INEFC de Lérida, guiada por Francisco Lagardera, tuve la oportunidad de poder disfrutar de una práctica de ejercicio para el bienestar.
    El primer ejercicio consistía en centrar la atención en uno mismo y posteriormente empezar a “despertar” haciendo conductas motrices espontáneas y no razonadas.
    Antes de nada decir que el ambiente no facilitaba la autoconsciencia, por lo que me sentí inquieto por no poder inhibirme de todo lo que me rodeaba. Una vez logrado esto, pude sentirme tranquilo y relajado mientras lo hacía sentado o estirado. No obstante, me sentí más incómodo de pie, pues es una posición en la que no estoy acostumbrado a hacer prácticas motrices introyectivas.
    En la segunda parte de la práctica nos organizamos por parejas. Desde la posición en bipedestación, uno de la pareja intentaba centrarse en su cuerpo y mente, mientras que el otro tomaba consciencia sobre el estado de la cadena cinética posterior del compañero e intentaba estirársela a partir de sutiles desplazamientos guiados. Aquí noté alivio al estirar los músculos de la espalda y descomprimir la columna. Esto hizo sentirme tranquilo y relajado, tomando consciencia de mis zonas hipertensas para notar cómo se iban relajando.
    Finalmente, durante la última parte nos colocamos de pie y por parejas, espalda con espalda. Consistía en masajearse la espalda el uno al otro. Aunque la premisa era no tener en cuenta al compañero, sentí complicidad y también tuve en cuenta al compañero a la hora de realizar diferentes conductas motrices. Además me sentí relajado, pero al final algo inquieto por ir a un ritmo demasiado rápido.
    Fue un placer poder participar en esta clase con Paco, siendo además su última intervención como profesor.
    Saludos, Carlos Romero Pons

    • Carlos, con mucha frecuencia la vida nos ubica en ambientes poco adecuados e incluso insalubres, llenos de ruido y de aire contaminado, pero es fundamental adaptarse y lograr siempre salir de esos lugares reforzado y con ganas de vivir, es lo que se llama resiliencia, la resistencia inteligente que permite fortalecer tu adaptación para sobrevivir.
      En la vida hay que aprovechar cualquier circunstancia y situación, de pie, sentado, en cuclillas, de rodillas o tumbado, en cualquier posición podemos ser conscientes, respirar en plenitud o desanudarnos para sentirnos vivos y pletóricos de vigor y bienestar.
      No olvides nunca que hasta el rabo todo es toro, de modo que la vida hay que sentirla con frenesí y delectación en cualquier momento, por extraño que parezca.
      Vivir es una maravillosa aventura, disfrútala, Paco.

  66. Michael Juárez Pérez dijo:

    Después de realizar la sesión práctica de Gimnasia de la Felicidad en el INEFC Lérida (1/10/2014) guiada por el profesor Francisco Lagardera, he experimentado las siguientes sensaciones:
    En el ejercicio de respiración por parejas, en el rol activo, la sensación que he tenido ha sido de relajación y de bienestar. Me he sentido como un pájaro cuando lo dejan libre y sale de la jaula. Nunca antes en mi vida he prestado tanta atención a mi respiración. Normalmente todo humano respira por automatismo y no da importancia a la respiración consciente. Por otro lado, en el rol de ayudar a mi compañero he sentido como iba respirando profundamente, inspirando el aire exterior hasta llevarlo a sus pulmones y exhalando dejando escapar todo ese aire cargado de CO2, calor, impurezas y vapor de agua.
    En el segundo ejercicio, llamado desanudarse, he vuelto a sentirme libre, como un gato que no para de estirarse en todo el día para relajarse y quitarse esos nudos que entumecen su cuerpo. Me he sentido grande mientras me revolcaba en el suelo intentando estirarme lo máximo posible hasta que mis tendones y articulaciones me dijeran basta.
    En el tercer ejercicio, llamado estiramiento de las cadenas posteriores, se realizaba por parejas. En el rol que me dejaba llevar por mi compañero me he sentido relajado al máximo, ya que me iba guiando con suaves caricias que me llegaban a través de mis vías aferentes, dándome placer y bienestar. En algún momento la postura me era incómoda ya que mis cadenas posteriores estaban en tensión, pero al mismo tiempo las estiba, lo que era el objetivo del ejercicio.
    Por último, dar las gracias al profesor Paco Lagardera por esta clase tan diferente y experimental.
    Saludos, Michael.

    • Michael, dices que al practicar la respiración consciente te has “sentido como un pájaro cuando lo dejan libre y sale de la jaula”. Fíjate cuanto bienestar desperdiciado por respirar de modo automático e inconsciente. La respiración diafragmática marca el ritmo de la vida y es la puerta de entrada a la paz y tranquilidad vital. Eres sumamente rico y harás muy bien en aprovechar el inmenso capital motor que te ha legado la vida.
      Dices a continuación “En el segundo ejercicio, llamado desanudarse, he vuelto a sentirme libre, como un gato que no para de estirarse en todo el día para relajarse y quitarse esos nudos que entumecen su cuerpo” ¿Es posible experimentar mayor espontaneidad y libertad con tan baja inversión? No solo eso, sino que a través del proceso de desanudarte vas a encontrar un camino personal de perfeccionamiento a través del ejercicio físico sostenible.
      Si has notado tirantez y tensión al recoger tu espinazo es un indicador de que has acumulado excesiva compresión y rigidez, de modo que harás bien en bajar diariamente al suelo y estirar de este modo tus dos cadenas posteriores, los tirantes que te mantienen de pie.
      Que lo pases bien, porque se trata de situaciones motrices para cuidarse y a la vez gozar de la vida. Saludos, Paco.

  67. Héctor Pérez Rodrigo dijo:

    En la sesión de gimnasia de la felicidad realizada el 1/10/2014 puedo decir que sentí emociones y sensaciones como; relajación, seguridad, vergüenza, confianza, plenitud, estabilidad y alegría.
    Por otro lado se realizo un ejercicio por parejas en donde una persona actuaba como masajeador y la otra persona el receptor de este masaje. Como masajeador sentí tensión, calma, relajación, confianza y un exaltado sentido del tacto. Como receptor sentí relajación, calma, confianza y energía positiva.
    Respecto al ejercicio en donde nos mostrábamos en “libertad” pude apreciar contracciones poco habituales y tensiones y contracturas ocultas. Al finalizar este ejercicio sentí realmente una sensación de libertad
    Creo que este tipo de ejercicio es fundamental para la persona, ya que la dota de equilibrio, tanto mental como físico.
    Héctor

    • Héctor, has experimentado un auténtico torbellino de emociones. Confío que las positivas hayan sido más intensas y perdurables que las negativas.
      Al desanudarte has descubierto contracturas ocultas que has tratado de restaurar mediante conductas motrices inéditas y espontáneas. Has podido comprobar que desanudarse es un ejercicio tan sencillo como eficaz. Lo practicabas de bebé pero sin ser consciente de ello, ahora plenamente consciente, los resultados mejoran exponencialmente.
      Ya ves, tener buena calidad de vida es relativamente fácil.
      Que te vaya bien, Paco.

  68. Milena Boldú dijo:

    La sessió del passat dimecres dia 01/10/2014 ha estat força diferent a les que realitzem habitualment. He assistit a classes de Pilates i Ioga on donen molta importància a la respiració, però mai ho havia practicat d’aquesta manera més personal i lliure.
    Quan escoltava la respiració de l’altra persona, podia sentir com és movien els seus músculs, el tòrax, l’abdomen, seguint una seqüència rítmica. Amb el pas de l’estona la seva cara ha canviat i semblava més relaxada. Podia acompanyar la seva respiració amb les mans. Quan hem canviat el rol, primer estava incòmoda, però després m’he relaxat i quan movia les seves mans per damunt meu podia respirar més profundament.
    En la “desanudació” al terra sentia plaer en alguns moment i en altres notava punts de dolor, que entre estirar i realitzar diferents accions motrius que no normalment no faig, alguns d’ells han disminuït. També he notat que respirava de manera més tranquil•la i pausada al final de l’exercici. Tot i així m’he adonat que estic molt acostumada a fer sempre els mateixos exercicis d’estiraments sense deixar-me portar i per això a l’inici de l’exercici m’ha costat una mica actuar amb naturalitat.
    En l’últim exercici per parelles, he notat la tensió del company, sobretot a les cames i a les cervicals i també algunes descompensacions a l’esquena. Però després ha anat adoptant una altra postura més natural. Quan hem canviat el rol primer estava en una posició que em semblava antinatural i després m’ha anat desplaçant i m’he notat lleugerament més còmoda, però tot i això m’he notat molt tensa de la part de les cadenes posteriors, sobretot de l’esquena i les cames.
    Milena.

    • Milena, reconoces claramente que siempre repites los mismos estiramientos como si fueras una autómata. Hoy has podido experimentar el goce de estirarte libre y espontáneamente siguiendo únicamente las indicaciones y necesidades de tu propio cuerpo. Puedes deducir las diferencias y aplicarte la receta que mejore tu calidad de vida.
      Si has percibido exceso de tensión en tus cadenas posteriores has detectado un déficit importante en tu calidad de vida, de manera que ir al suelo cada día un rato (no después de comer) y estirarte o restaurar tu excesiva comprensión es para ti un bien necesario y gozoso, que te reportará mucha felicidad.
      No te creas nada de lo que te digo, pero por favor pruébalo, Paco.

  69. Borja dijo:

    Las sensaciones experimentadas en la clase de gimnasia de la felicidad fueron las siguientes:
    1- Respiraciones por parejas: En el rol en el que me tocaba estar relajado me he podido sentir libre, tranquilo, relajado y percibir las partes con las que tenía que respirar, experimentando paz interior. El hecho de realizar la sesión a las 8 de la mañana, ha permitido que no estuviera muy activado y que aún no tuviera nada en mente, por tanto esto también me ha ayudado a poder centrarme en el ejercicio de manera adecuada.
    En el rol de ayuda, he podio sentir la tranquilidad de mi compañero.
    2- Desanudarse: Siguiendo la línea del ejercicio anterior, me he podido sentir relajado, he podido notar los sitios del cuerpo donde tenía más tensión e incidir en las posiciones más cómodas para mi evitando cualquier tipo de molestia. Este ejercicio, me ha permitido a su vez experimentar diferentes posiciones, tanto cómodas como incómodas y percibir los puntos del cuerpo donde estoy más tensionado o más rígido.
    3- Estiramiento de las cadenas musculares posteriores: En este último ejercicio, he podido sentir que mi compañero tenia algunos puntos de mucha tensión y trataba de que sintiera esos puntos a través del tacto de mis manos. En el rol pasivo, he podido notar también la tensión en la zona de los isquiotibiales, ya que mi deporte habitual es el fútbol y precisamente hoy después de una sesión de entrenamiento estaba bastante cargado.
    Al finalizar la sesión, he acabado bastante relajado y sintiéndome bien.
    Borja Álvarez

    • Efectivamente Borja, utilizar la primera hora de la mañana para realizar ejercicios respiratorios siempre es la mejor opción.
      Gracias a la exploración motriz has podido conectar con tu cuerpo y darte cuenta de las zonas más cargadas y congestionadas, una maravillosa información que te permite actuar y solucionar tus molestias.
      Si practicas habitualmente el deporte del futbol necesitas como el comer estirar cada día la musculatura de las piernas y sus inserciones en la pelvis para mantenerte en plena forma y salvaguardar tu salud.
      Saludos, Paco.

  70. Joel Donés Charte dijo:

    La sessió d’exercici físic i benestar d’avui dimecres 1 d’octubre de 2014, ha estat dirigida pel professor Paco Lagardera.
    El primer que vull destacar de la sessió, és que s’ha realitzat a primera hora del matí i com a conseqüència, no m’he sentit del tot preparat per seguir les indicacions, ja que el meu cos no estava gaire activat. Tot i això, a mesura que anava avançant el temps, les sensacions han anat canviant de forma positiva, fins a aconseguir un estat relaxat i força centrat.
    En la primera de les activitats, el treball de la respiració m’ha provocat uns petits marejos, ja que no estic acostumat a realitzar aquest tipus d’exercicis. A banda d’aquest petit problema, he aconseguit arribar a relaxar-me i aconseguir la tranquil•litat que venia donada pel tipus d’exercicis.
    En la segona activitat hem realitzat un treball psicomotriu amb desplaçament pel terra. Aquesta m’ha fet endinsar-me i centrar-me amb la meva consciència i m’ha portat a un estat de llibertat i soledat.
    Finalment, per realitzar la última activitat hem tornat a posar-nos per parelles. Hem fet un seguit d’exercicis de estiraments on m’he sentit molt sobrecarregat a causa de la cadena posterior, això ha fet que estigues incòmode i no pugues gaudir de l’activitat.
    JOEL DONÉS

    • Joel, la mejor hora del día para realizar cualquier tipo de práctica motriz es la primera de la mañana, el momento del día que estás más vital y despejado, la hora más y mejor aprovechable. Si a primera hora de la mañana no tienes vitalidad esto es síntoma de que necesitas dormir y descansar más horas, de que cenaste en exceso y tu hígado ha estado más implicado en la digestión que en la depuración de tu sangre o que has consumido sustancias tóxicas que te envenenan la sangre.
      Por la tarde o por la noche se dispone de las horas basura, inadecuadas para llevar a cabo cualquier tipo de ejercicio físico. Son horas para el relax y la tranquilidad, para prepararse para el descanso.
      Si te notas acortado e hipertenso de tus cadenas posteriores, como parece deducirse de tu narración, tienes que ir al suelo, tu mejor aliado, para desanudarte y estirarte como un gato. De este modo, poco a poco, con tenacidad y constancia lograrás algún día restaurar tu equilibrio que ahora mismo parece excesivamente desequilibrado y tenso.
      Buena suerte, Paco.

  71. Ignacio Torre dijo:

    Sensaciones tras la sesión de Gimnasia de la Felicidad guiada por Paco Lagardera el 1 de octubre de 2014.
    Al comienzo de la sesión ya se veía que iba a ser una sesión diferente, nada común al resto y al final he podido comprobar que ha sido así. Nunca había practicado una sesión de este tipo y he podido comprobar y sentir que la educación física tiene más cosas, muchas de ellas por mi desconocidas.
    Al principio de la sesión estábamos un poco expectantes sin saber que se iba a realizar, pero después cuando hemos comenzado a andar, a trotar, a desplazarnos por el espacio o a reequilibrarnos, he comenzado a relajarme y a experimentar muchas sensaciones que me han permitido conocer mejor mi cuerpo.
    Como explorador de mi compañero me he sentido responsable de lo que a él le ocurría, estaba totalmente relajado y se ha dejado llevar, mientras que cuando me ha tocado a mi he disfrutado del masaje y he estado a gusto durante ese tiempo.
    Para finalizar, el ejercicio de desanudarse es el que más me ha gustado, con el que más he podido conectar conmigo mismo, pues estaba centrado en las conductas motrices que realizaba. En resumen, ha sido una buena experiencia.
    Un saludo Paco.
    Nacho Torre

    • Hola Nacho, sin entrar en juicios ni valoraciones que apenas tienen utilidad, me complace comprobar que has logrado centrarte y gozar con las conductas motrices que realizabas. Esto es lo único que tiene sentido, ser capaz de fluir con lo que haces y permitirte ser consciente de todo el proceso.
      Nada de lo que hicimos era desconocido, bien al contrario, era todo muy conocido por ti y por el resto de asistentes, lo que pasa es que entre tanto ruido y órdenes es probable que lo hubieras olvidado, pero a partir de ahora lo puedes retomar en tiempo presente siempre que lo desees.
      Buena suerte, Paco.

  72. Alex López Kassem dijo:

    Buenas noches, escribo en referencia a la sesión de gimnasia de la felicidad realizada ayer en clase de 4º de INEFC LLeida 2014-2015.
    En primer lugar, me siento agradecido por haber podido disfrutar de una sesión como la de ayer, ya que no hemos tenido la oportunidad de hacer algo similar.
    Varias son las sensaciones que recorrieron mi cuerpo, desde temor y vergüenza inicialmente, hasta libertad, alegría, alivio y conexión conmigo y los demás, una vez ya fui soltándome y acostumbrándome a dejar de pensar en el qué pensarán de mí los compañeros.
    Debo confesar que me sentí extraño en varios momentos, ya que rara vez encuentro o busco la ocasión de centrarme en mis necesidades alejándome del mundo exterior; cosa que ayer sucedió.
    En fin, contento de haber tenido la ocasión de vivenciar una experiencia distinta y enriquecedora, tanto para mí como sin duda para la mayoría del resto de compañeros. Saludos.
    Alex.

    • Alex me alegro mucho que tu experiencia fuera tan positiva. Es normal que la mente se resista a estar en silencio. Es muy caprichosa y ha crecido con mucho poder sobre ti, tal vez excesivo. Pero pudiste arrebatarle en algunos momentos buena parte de la energía psíquica que utiliza, para poder sentir con mayor claridad cualquier parte de tu cuerpo, exterior o interior.
      Ahora ya sabes cómo ser capaz, en cualquier momento y circunstancia de tu vida, de centrarte en ti mismo para poder actuar de manera plenamente consciente.
      Cuando se realiza ejercicio físico conscientemente los beneficios crecen de forma exponencial y la calidad de vida mejora de manera constante.
      Sigue explorando tu motricidad y experimentando la dicha de vivir.
      Saludos, Paco.

  73. Miguel A. Fernández. dijo:

    Expongo aquí las palabras que primero escribí en un papel nada más acabar la sesión de gimnasia de la felicidad; pues creo que son las más puras sensaciones.
    – En los ejercicios de respiración consciente, notaba como si nunca hubiera respirado antes, mi pecho es algo con lo que poco o nada he trabajado durante mi vida. Me he sentido bloqueado, torpe por no respirar de manera consciente y fluida. Ahora, después de este día, sé algo importante, que respirar no es algo tan obvio y tan banal. Creía simplemente que entrenar lo era todo y ahora he de empezar a replantearme cosas.
    – Desplazarme sintiéndome sin pensar, simplemente desplazarme por el suelo, a gatas, libre, estirado…, me he dado cuenta que por mucho que haya entrenado repito constantemente lo mismo, mi cuerpo se ha vuelto un mecanismo repetitivo, que no sabe salir de la monotonía. ¿Conductas motrices libres? ¿Cómo voy a realizar conductas motrices de forma libre que me hagan sentir bien si nunca me lo habían propuesto hasta el día de hoy?
    – En cuánto a algo que se comentó en clase en más de una ocasión, sentir la musculatura tónica pero no hipertensa, no es tan fácil de lograr si no te guían cómo empezar y qué pasos seguir. Estirar la musculatura de la espalda, de las piernas…, de una forma que al acabar parece que te hayan dejado dormir en una nube, es una muy positiva sensación.
    Gran invento este de la gimnasia de la felicidad. Es necesario practicarla y probarla, pues a buen seguro que daño no te va a hacer nunca.
    Miguel A.

    • Miguel, cuando eras un bebé practicabas de manera natural todas y cada una de las propuestas de clase, excepto la actitud de ser consciente, nadie te había enseñado, pues ya naciste con estas potencialidades motrices.
      A partir de los tres años, y a veces incluso antes, la cultura a través de la familia, luego la escuela y la sociedad en general, con las sociedades deportivas a la cabeza, te fueron inculcando la falsa idea de que tenías que aprender a hacer cosas diferentes, pero no era así, pues lo único que te recomendaban hacer era un número reducido y específico de acciones que te permitían alcanzar rendimientos muy concretos. Poco a poco tu cuerpo se fue modelando de acuerdo a las prácticas que entrenabas y practicabas, olvidando gran parte del repertorio motor que utilizabas de pequeño.
      Esto no es educar sino domesticar y tratar a las personas como producciones industriales. Si la educación física se propone extraer lo mejor de cada persona hay que proceder de otro modo. Este y no otro es el objeto de la educación física sostenible en general y de la gimnasia de la felicidad en particular.
      Un saludo, Paco.

  74. Marina Garau dijo:

    Después de realizar la sesión de gimnasia de la felicidad (1/10/2014) mis sensaciones han sido las siguientes:
    RESPIRACIONES POR PAREJAS:
    En la primera parte del ejercicio me he sentido libre y muy relajada. Cuando me ha tocado ayudar a mi compañero a respirar de manera consciente, he sentido que le transmitía mucha tranquilidad, como si pudiera ayudarle a sentirse mejor durante unos minutos.
    DESANUDARSE:
    Me he sentido como los gatos cuando alargan su cuerpo y crecen diez centímetros o más. He podido localizar los puntos de dolor durante unos minutos y me ha ayudado a reforzar y sentir mejor mi cuerpo.
    ESTIRAMIENTO DE LAS CADENAS MUSCULARES POSTERIORES:
    Me he sentido como una piedra que va cayendo lentamente al fondo del mar, porque de lo relajada que estaba sentía que mi cuerpo pesaba diez veces más.
    Marina Garau.

    • Marina, por las sensaciones que dices haber experimentado, me permito interpretar que has sido capaz de conectar contigo misma y centrarte. Este era el primer objetivo, casi único, de la sesión realizada, de modo que enhorabuena.
      Vivir centrada es uno de los mayores beneficios que se pueden lograr, de manera que a partir de ahora estás en disposición de realizar ejercicio físico sostenible cada día y mejorar de manera exponencial tu calidad de vida.
      En la medida que sigas cuidándote y practicando te convertirás en una experta capaz de compartir tus riquezas con otras muchas personas. Lo que significará sin duda, un gran logro para la humanidad.
      Que así sea, lo deseo de todo corazón, Paco

  75. Gerard Gispert dijo:

    Después de realizar la clase de gimnasia de la felicidad (1/10/2014), cabe decir que fue una experiencia única, ya que durante las prácticas experimentadas me sentía libre para actuar a mi manera y, aunque no usáramos el lenguaje verbal, las interacciones con los otros compañeros era muy positiva. La sesión también me ha ayudado a recolocar mi postura corporal siendo consciente de cada uno de los puntos en los que centraba mi atención.
    Deseo añadir finalmente que la gimnasia de la felicidad, también me dejó con una muy buena sensación de relax, tanto física como mental.
    Gerard

    • Enhorabuena Gerard, al parecer tuviste la oportunidad de vivir una experiencia altamente positiva.
      A partir de ahora puedes aplicar estas vivencias en tu vida cotidiana, lo que es relativamente sencillo y te reportará grandes beneficios.
      Convertir tus experiencias motrices en un laboratorio para cuidarte y explorarte puede ser uno de tus grandes hallazgos vitales. Aprovecha este despertar sensitivo para mejorar tu vida de manera consciente y constante.
      Un abrazo de Paco Lagardera.

  76. Sergi Altisent dijo:

    Ayer día 1 de Octubre de 2014, el profesor Paco Lagardera compartió en el INEFC de Lleida su forma de interpretar el ejercicio físico sostenible. Era la primera vez que asistía a una de sus clases, siendo positivas las sensaciones experimentadas. Durante la sesión se creó un clima de concentración y relajación que favoreció se realizara de forma óptima. Es cierto que en algunos de los ejercicios me sentía un poco tenso debido a mi inexperiencia con la gimnasia de la felicidad; pero aún así, he tenido sensaciones más que positivas al poder concentrarme únicamente en mi cuerpo.
    Gracias por mostrarme una gimnasia que no conocía.
    Sergi

    • Sergí, enhorabuena por lograr centrarte en tu propia vida ya que este proceso te permite de inmediato explorar las inmensas riquezas que alberga tu motricidad natural, aquella que viene con la vida.
      La tensión acumulada no es debida a tu inexperiencia sino al flujo de pensamientos que te bombardea con dudas, miedos y arquetipos. Utiliza, como en clase, tus recursos para centrarte, en especial la respiración consciente. Ya has podido comprobar que es un método bueno, bonito y barato, de manera que lo puedes poner de nuevo en práctica cuando quieras.
      ¡A disfrutar de la vida!
      Paco

  77. La sesión que hicimos el miércoles 1/10/2014 los alumnos de 4º de INEFC con Paco Lagardera, fue diferente a lo que hacemos habitualmente (gimnasia de la felicidad) pero productiva. Por mi parte tuve un gran cambio de sensaciones y pensamientos. Es decir, al principio de la clase me sentía incómodo, avergonzado, cohibido, sin saber que hacer, y conforme iba avanzando la clase ya me sentía mejor conmigo mismo, estaba tranquilo, con ganas de que algunos ejercicios fuesen mas largos.
    Saludos Paco.
    Joan J.

    • Joan Josep, tu narración indica que el proceso de adaptación que pones en marcha en situaciones nuevas de la vida funciona perfectamente. Sigue utilizándolo diariamente para sentir la vida y ejercitarte de manera consciente, lo que te reportará grandes beneficios.
      Saludos cariñosos, Paco.

  78. Bernat Anglada dijo:

    Hoy el profesor Paco Lagardera nos ha deleitado con una sesión de lo que denomina “gimnasia de la felicidad”. Primera experiencia con este profesor por parte de los alumnos de 4º de INEFC del curso 2014-2015 . Las sensaciones al final de la sesión han sido más que positivas. Se ha creado un ambiente muy favorable y fluido entre los alumnos lo que ha facilitado la realización de los diferentes ejercicios, en los que he sido capaz de conectar con mi yo interior llegando a ser consciente de mis músculos, articulaciones y otras partes de mi cuerpo.
    Al final de la clase he sentido la necesidad de abrazar a alguien para expresar los bellos sentimientos que me ha transmitido la gimnasia de la felicidad.
    Muchas gracias Paco.
    Bernat

    • Bernat, si has experimentado el hermoso impulso de abrazar es porque esta maravillosa expresión de amor anida en ti. Las situaciones motrices propuestas han permitido que esas sensaciones tan positivas se pudieran expresar.
      Sigue conectando con tu interior y descubriendo los maravillosos tesoros que alberga tu vida. Eres rico Bernad, inmensamente rico, de modo que no te sientes más sobre el baúl de tus riquezas y sácalas al exterior para que sean aprovechadas por ti y por el resto de la humanidad.
      Buena suerte y a disfrutar de la vida, Paco.

  79. Jan Gonzalez Oller dijo:

    Les meves sensacions, després de realitzar la pràctica amb Paco Lagadera el 1/10/2014, varen ser :
    PRIMERS EXERCICIS (POSTURA BÍPEDA)
    – Em sentia molt més relaxat, com si disminuís la tensió de tot el meu cos.
    – Tot i així, quan flexionava els genolls i feia la retroversió de la pelvis em notava una mica de malestar en la zona lumbar i no sabia ben bé com fer-lo desaparèixer.
    – El moment en que et vas estirant de peu i puges l’estèrnum mentre segueixes caminant, notes com si flotessis, tens la sensació de ser més alt.
    – Quan et centres i poses tota l’atenció en cada una de les passes mentre camines, notes molt més els punts de contacte amb el terra.
    MASSATGE
    – Quan fas el massatge amb les mans és quan més notes el contacte en els punts de l’esquena que vols relaxar. Es satisfactori sentir que mitjançant una acció motriu teva, dones plaer i arribes a relaxar i treure-li tensions a una altra persona.
    – Quan reps el massatge tens una sensació de benestar molt plaentera. T’aconsegueixes relaxar moltissim, et deixes anar i tens la sensació com si et transportessis a un altre espai, deixes de pensar, només notes el contacte relaxant en les zones on t’estan fent el massatge.
    ÚLTIM EXERCICI (DESANUDAMENT)
    – Sentia el meu cos mitjançant noves conductes motrius que no habia fet mai, provant diferents posicions, sense gaire sentit, sense preocupar-te de que pensaran els companys del teu comportament, ja que tots estan en la mateixa situació. T’aïlles i et crees un espai propi que t’acaba provocant una gran sensació de llibertat i relaxació, com si estiguessis sol en aquell lloc i en aquell precís instant.
    Jan Gonzalez

    • Jan, parece que es excesivo el acortamiento que has acumulado en tus cadenas posteriores en tan pocos años de vida. Tumbarte en el suelo para desanudarte y estirarte es una práctica que te conviene realizar a diario, especialmente después de correr, entrenar o de realizar cualquier otra práctica deportiva.
      Tienes que considerar, como experto, que cada vez que realizas ejercicio físico de pie o sentado te acortas, de ahí la necesidad imperiosa de restaurar a continuación el equilibrio de tu cuerpo. Si no lo haces, esa compresión se irá acumulando poco a poco en todas tus articulaciones, tendones, ligamentos y músculos, deteriorando tu calidad de vida.
      Ya que has logrado centrarte en tan solo una práctica, aprovecha esta circunstancia y empieza desde ahora mismo a cuidarte, desanudándote y estirándote todos los días, de manera plenamente consciente.
      Que logres vivir con bienestar y felicidad con la práctica de ejercicio físico sostenible, Paco.

  80. Mónica dijo:

    Percepción y sensaciones experimentadas en la práctica de gimnasia de la felicidad del 1/10/2014:
    1.- Respiraciones
    – Como ejecutante de la respiración consciente, la sensación más clara que he tenido ha sido de calma y tranquilidad. Me he sentido aislada de los demás, pero a la vez con consciencia de mi cuerpo, ya que requería concentrarme en mi misma, focalizando la atención en las zonas en las que la otra persona colocaba sus manos por donde tenía que respirar.
    – Como ayuda a respirar conscientemente a otra persona, la concentración también ha sido importante para percibir bien la respiración del compañero. Si permanecía en un estado de calma y sensibilidad podía sentir mejor sus inspiraciones y exhalaciones en diferentes zonas de su cuerpo.
    2.- Desanudarse
    En esta práctica he sentido como si mi cuerpo fluyera sólo, sin necesidad de pensar en las conductas motrices que hacía, cualquier desplazamiento, estiramiento o postura que realizaba la sentía adecuada. De manera inconsciente desanudaba y estiraba aquellas zonas de mi cuerpo que más necesitaba, porque las sentía bloqueadas o por hacerlas sentir más vivas, notando a continuación sensación de alivio.
    3.- Estiramiento de las dos cadenas musculares posteriores
    Mi mayor sensación ha sido de relajación, desconexión y mucha sensibilidad en las posturas en las que me colocaba el compañero. He notado como si por mi misma me costase mucho desplazar el cuerpo sintiéndome a gusto y liberada con el contacto y estiramientos que realizaba la otra persona en mis cadenas posteriores.
    Mónica

    • Cuando la persona, en este caso tu, logra centrarse en sí misma y permitir que sean las sensaciones las que guíen tu exploración motriz, surge de inmediato la percepción de alivio y confort. Es así de sencillo siempre. No hay más que observar a un bebé recién nacido para comprobarlo, pues se exploran y retuercen libre y espontáneamente aunque no tengan conciencia de ello, se guían muy bien solo con sus sensaciones.
      Los problemas surgen cuando en vez de prestar atención plena a las sensaciones se permite que sean los pensamientos, con sus arquetipos y prejuicios, los que gobiernen la vida. Afortunadamente para ti, Mónica, no te ha sucedido esto y has podido gozar de una experiencia plena. Felicidades, Paco.

  81. Jordi Garcia Costa dijo:

    Las sensaciones experimentadas por mi en la clase de gimnasia de la felicidad en el día de hoy (1/10/2014) han sido:
    1- Respiraciones por parejas. Realmente nunca había realizado un ejercicio similar en el que se intentara sentir la respiración del compañero. En el caso de ser el “compañero que ayuda a respirar”, acabas ajustando tu respiración a la del compañero y relajándote también, pero sin prestar atención a tu respiración sino a la suya.
    2- Desanudarse. La expresión que mejor describe este ejercicio es “sentirme libre” a partir de mis propias sensaciones. Desplazaba mi cuerpo, lo estiraba o lo tonificaba a voluntad, pero dejando fluir mi energía libremente. Me he sentido completamente libre, aunque incómodo porque ciertos dolores en la espalda no me permitían realizar determinadas posturas o mantenerlas.
    3- Estiramiento de las cadenas musculares posteriores. Se trataba de estirar las cadenas posteriores controlando la respiración, la tonificación y contracción musculares. En algún momento me he sentido en una postura forzada con alguna molestia, pero he podido realizar el ejercicio completo disfrutándolo mucho por la confianza generada con el compañero.
    Jordi Garcia

    • Los dolores y molestias experimentados no son provocados por la situación motriz sino por la hipertensión de tu musculatura. A tu lado había compañeros que en vez de dolor experimentaban placer. Nunca hay que forzar al sentir dolor sino actuar con lentitud, suavidad y plena consciencia cuando se percibe.
      El dolor o las molestias son un magnífico indicador para valorar cómo está tu cuerpo en el día a día. Trata de seguir las pautas de tu dolor sin quejarte, tratando de presionar suavemente en esas zonas y con la respiración consciente ayudar a descongestionar esas zonas sobrecargadas.
      Paco

  82. Adrián Martínez dijo:

    Después de realizar la sesión de Gimnasia de la Felicidad con Paco Lagardera he sentido mucha tranquilidad, relajación, liberación y desconexión.
    Ha sido una excelente experiencia para lograr sentirme y desconectar de todo lo que me rodea, centrando mi atención única y exclusivamente en mi mismo, algo que no suelo hacer en mi vida cotidiana.
    Adrián

  83. Pablo Rivas dijo:

    Después de realizar la sesión práctica de Gimnasia de la Felicidad en el INEFC Lérida (1/10/2014) guiada por Francisco Lagardera, he experimentado las siguientes sensaciones:
    En la primera práctica desempeñando el rol de respirar de manera consciente, las sensaciones han sido de libertad, de grandeza y de descarga, como si estuviese cargado de peso y fuera liberándome poco a poco y haciéndome más grande. Cuando desempeñaba el rol de ayudar a respirar y sentir la respiración del compañero, las sensaciones han sido de tranquilidad, de armonía y de control, como si un globo se fuese a escapar y lograse retenerlo.
    En la segunda práctica, he tratado de sentir los nudos y molestias de mi cuerpo para intentar a continuación desanudarlos. Al principio me sentía muy pequeño, ya que tengo una lesión en el pie y me sentía muy limitado para realizar determinadas acciones motrices, pero poco a poco he ido sintiendo otras zonas de mi cuerpo experimentando sensaciones de amplitud y crecimiento, como si hubiese encontrado algo nuevo en mi interior.
    En la tercera práctica, cuando me dejaba hacer por el compañero (peso muerto), he experimentado la sensación de desconexión, descontrol y flexibilidad, como si pudiese hacerme grande y pequeño, tenso y laxo, todo a la vez.
    Por último, deseo compartir que en el segundo ejercicio propuesto (desanudarse) también he sentido vergüenza, sobre todo al principio, ya que es una situación motriz extraña que no suelo realizar habitualmente, como es tumbarme en el suelo para sentir mis molestias y nudos, tratando a continuación de desanudarlos libremente explorando mi motricidad para encontrar nuevas conductas motrices. Práctica de ejercicio físico sostenible que si realizara con mayor frecuencia es posible que pudiera sentirme mucho mejor y tal vez llegar a ser más feliz.
    Pablo Rivas

    • Tu caso es paradigmático Pablo, ya que hiciste la práctica lesionado en un pie, sin embargo, la lesión no fue ningún problema para gozar de tus sensaciones, pero si fueron problemáticos los prejuicios sociales instalados en tu mente, pues pasaste vergüenza al desanudarte, ya que el miedo al ridículo es una emoción habitual en una sociedad industrial robotizada en la que se pretende absurdamente que todos hagamos siempre lo mismo como estúpidos sin creatividad, espontaneidad y libertad.
      Sigue desanudándote y explorando tu motricidad con libertad y muy pronto el bienestar se instalará definitivamente en tu vida.
      Paco

  84. joaquin ruiz arnillas dijo:

    SOY JOAQUÍN
    Aprovecho esta oportunidad que esta página me brinda para saludar a todos los compañeros que día a día participamos de estos ejercicios.
    También invito desde aquí a todas las personas que todavía no conoceis estos ejercicios a participar de los mismos, os garantizo que no os arrepentireis. Desde mi experiencia os diré que me han reportado un enorme beneficio, tanto físico como mental. Vale la pena que cuidemos bien nuestro cuerpo y nuestra mente, ya que es el soporte del bienestar de nuestras vidas.
    También quiero agradecer a nuestro extraordinario profesor Paco, su dedicación, profesionalidad y entrega puesta siempre a nuestro servicio, sin su colaboración e interés no hubiese sido posible sacar adelante este proyecto, tan bonito y beneficioso para todos.
    Agradecer a la Junta Directiva de la asociación por el trabajo que desinteresadamente están realizando para el bien de la misma. Y darle la bienvenida a esa savia joven representada por Gonzalo Borruel, que se ha iniciado como profesor con un espíritu, tesón e interés dignos de resaltar.

    UN SALUDO

  85. Dori dijo:

    Después de unos años de practicar con estas magníficas personas, a las cuales me siento orgullosa de llamar Amigos, los beneficios personales que he recibido han sido más que importantes. EQUILIBRIO sería la palabra que mejor explicaría el conjunto de mi experiencia.
    Pero ahora quiero reivindicar la palabra “LIBRE”, porque es así como me siento ahora. Libre de respirar hasta donde me plazca o quepa 1/4 de cm3 más de aire. Libre de moverse de forma independiente cada articulación de mi cuerpo, sin dolor ni anquilosamientos. Libre de escuchar las señales de agradecimiento o de reproche que el cuerpo envía a mi mente. Libre de llegar con el pensamiento a cualquier parte del cuerpo, desde el hueso más ligero hasta la célula más pequeña. Libre hasta para acariciar el aire con mis sentidos. Todo se encuentra, nada está oculto, porque fluye en perfecta armonía y comunión.
    Sé que aquí el reto es diario y personal, pero conseguirlo es sin duda, gracias a vosotros.

  86. Gladys dijo:

    La gimnasia es genial, me siento feliz y agradecida de poder recibir estos ejercicios con tanta sabiduria y dedicación de Paco, es sorprendente la mejoría y calidad de vida que han supuesto estas enseñanzas en mi vida diaria.

  87. Marc dijo:

    Hola! Me llamo Marc. Estoy contento de ver esta página web.

    Conocí al profesor Paco en la facultad de educación física y deportes (INEFC). Con él inicié un camino de descubrir, mimar y gozar el cuerpo; algo que practico diariamente. Habiendo acabado la carrera solo tengo ganas de seguir profundizando en esta dirección y compartir los aprendizajes con otras personas.

    Gracias y muchas felicidades!!!

    Marc

  88. Pilar dijo:

    Hoy ha sido el primer día de clase. Un buen comienzo para el otoño. La clase ha sido inmejorable, con un nuevo profesor que en todo momento nos guía en nuestros ejercicios. Además los nuevos horarios se adaptan mejor a las necesidades de nuestro día a día.
    Gracias y enhorabuena a todos los que trabajais en este proyecto.
    Un saludo.

    Pilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s